El Cuerpo de Bomberos de París continúa trabajando en el lugar. Desde el gobierno francés ya piensan en su reconstrucción.

El terrible incendio que devastó este lunes la catedral de Notre Dame en París se encuentra bajo control, según informó alrededor de las 3.00 horas de la mañana del martes el Cuerpo de Bomberos de la capital francesa, que seguirá trabajando en la zona para garantizar la seguridad del templo.

“El fuego se ha extinguido, pero seguiremos supervisando las llamas residuales y enfriando algunas partes que siguen muy calientes”, explicó a el portavoz de los bomberos Gabriel Plus.

A las 18.50 horas (hora local) de ayer estalló en el corazón de la catedral de Notre Dame, una de las cumbres de la arquitectura religiosa de todos los tiempos, uno de los incendios más espectaculares de la historia de París, de Francia y de la Iglesia en Europa.

El fuego empezó a extenderse en los andamios que se sitúan en el exterior del atrio de la catedral, con reformas de restauración en curso desde hace dos años, cuando el arzobispo de París se vio forzado a pedir socorro financiero a muy diversas fundaciones norteamericanas, ya que el Estado y la alcaldía de París afirmaron no poder asumir el costo de la restauración de uno de los monumentos más emblemáticos de la historia cultural y religiosa de nuestra civilización.

Tras el incendio, las autoridades temían que Notre Dame pueda sufrir daños irreparables, y los portavoces oficiales de los bomberos confesaron su temor ante la posibilidad de no poder detener la propagación del fuego. Sin embargo, el secretario de Estado del Ministerio francés del Interior, Laurent Núñez dijo que la estructura «está salvada».

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, que se desplazó hasta Notre Dame compartió el “dolor de toda una nación” y pensó “en todos los católicos y todos los franceses”. Así también anunció la reconstrucción del Catedral.

“Notre Dame es nuestra historia, el lugar donde vivimos nuestras guerras y liberaciones, es desde donde parten todas las distancias. Es la catedral de todos los franceses, aún los que nunca estuvieron aquí”, dijo. “Se ha evitado lo peor, aunque todavía no hemos ganado la batalla totalmente”, añadió el mandatario antes de agradecer a los bomberos por haber salvado las dos torres y la fachada del monumento.

Además, agregó: “También quiero darles una palabra de esperanza. Les digo esta noche que es una parte del destino de los franceses, y del desafío que tendremos en los próximos años. La vamos a volver a construir porque es nuestra historia, y lo que nuestro destino merece”, concluyó.

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here