Iosa: “Estoy dispuesto a ponerle fin a la guerra del agua en Carlos Paz”

Emilio Iosa, candidato a intendente por Carlos Paz Despierta, aseguró que uno de los desafíos de la próxima gestión será “terminar con el conflicto político que durante la última década tomó de rehén a los vecinos” y al que definió como “la guerra del agua”.

Así, el médico sanitarista se metió de lleno en el conflicto entre el municipio y la Cooperativa Integral que se agravó hasta el extremo con Esteban Avilés en el poder municipal.

“Más allá de los detalles expuestos desde uno y otro lado, más allá de sus discursos sobre las crónicas de esta guerra que ya resuenan como el eco de lejanas bombas en los oídos de los carlospacenses, lo único que han logrado de verdad es judicializar los conflictos, dividir a la sociedad, retrasar y encarecer la obra pública, pero por sobre todas las cosas, perjudicarnos como vecinos”, opinó.

En un escrito que publicó en Facebook, Iosa apuntó que “el daño comienza cuando el conflicto es alentado, sostenido y fogoneado por un municipio que elige perpetuarlo con fines de manipulación político-partidaria, (teniendo de rehén a los vecinos sin confesarlo) y utilizando toda la maquinaria mediática disponible para acrecentar el odio y la separación entre [email protected] carlospacenses”.

“Pero también (y esto es fundamental reconocerlo), ese daño entra en un círculo vicioso, cuando las autoridades de las instituciones cooperativas a cargo de servicios básicos como el agua y las cloacas, pierden toda capacidad de autocrítica y prefieren vivenciar el acto heroico de estrellarse contra el iceberg del poder estatal, hundiéndose con toda su tripulación en la oscuridad de la nada, en lugar de esquivarlo”, agregó.

En este escenario planteó que, “es fundamental para la supervivencia del cooperativismo carlospacense, optar por el rumbo del diálogo interno y externo que oxigene la institución, resignifique su rol en la sociedad y vuelva a plantear su función en el entramado de servicios públicos que nuestra ciudad necesita.

Creo que también debe hacerlo la municipalidad de Villa Carlos Paz, quien lejos de cumplir con su rol mediador y dialoguista, hace todo el esfuerzo posible para perpetuar esta “guerra del agua” que durante la última década en nuestra ciudad, ha generado como daño colateral, el perjuicio sistemático hacia todos los vecinos”.

Y en su rol de candidato a intendente aseguró: “estoy dispuesto a ponerle fin a esta ‘guerra del agua’ porque creo que ha dañado a nuestra ciudad, ha empobrecido sus instituciones y ha perjudicado a nuestra gente”.

El fin de la GUERRA DEL AGUA en Villa Carlos Paz.El desafío de terminar con el conflicto político que durante la…

Posted by Carlos Paz Despierta on Monday, March 11, 2019
Compartí esta nota y seguinos en las redes

1 COMMENT

  1. En América Latina se conoce como la “guerra del agua”, a la gesta épica que dieron los Cochabambinos contra la privatización de al SEMAPA (empresa municipal de suministro de agua) entre diciembre del 1999 al 2000, a favor de la empresa Aguas del Tunami de la multinacional BETCHEL, donde una coalición comunitaria organizo marchas con decenas de miles de ciudadanos se movilizo en defensa del agua y la vida, a pesar de la brutal represión que cobrara una vida los vecinos organizados lograron que el gobierno diera marcha atrás y tuvo que revertir la privatización. Por ese entonces, La Coopi fue invitada por la Coordinadora de Cochabamba a compartir su historia desde su origen como organización comunitaria y solidaria y su accionar frente a los reiterados intentos por hacer desaparecer la cooperativa. Para no quedarte solo con mi versión, en internet tienes gran cantidad de material sobre la guerra del agua y su magnitud.

    En nuestra región, plantear este histórico conflicto entre un estado ausente (concedente) y una cooperativa de usuarios (concesionaria) como “guerra” es por demás descabellado, salvo que pretendas nominarte para el premio nobel de la paz.

    En una guerra, dos o mas “pueblos” van al frente y exponen lo más preciado que tenemos, la vida (dije los pueblos porque los que la promueven no corren riesgo alguno). En nuestro caso, el pueblo está ausente porque simplemente no le interesa (todos los días tiene servicio de calidad y regularidad, algo que no ocurre en cientos de otros pueblos), no es rehén de nadie y el conflicto se se reduce al mundillo político del cual elegiste ser parte, tanto cuando aceptaste ser funcionario del actual intendente como ahora que estas en “tu” campaña, repitiendo el modelo que criticas pero usas a La Coopi para referenciarte. Nuestro pueblo, tiene problemas serios que se incrementarán este invierno frente a la crisis política, económica, social, hay que consensuar entre los distintos actores como vamos a afrontar lo que viene ante la falta de trabajo, salud pública, educación, vivienda, servicios públicos, impuestos y tarifas, cuidado del ambiente, discutir cuales son las obras básicas indispensables (que no son las palmeras), el turismo, las Pymes, etc., etc.
    El conflicto, se resuelve sentándose las partes alrededor de una mesa y debatir un nuevo contrato de concesión, tomando lo mejor de las experiencias del pasado, mejorando lo que verdaderamente corresponda, por respeto al pueblo de VCP y su incidencia en las localidades vecinas (socias de la Coopi), y a los varios centenares de vecinos y vecinas que desde 1963 dedicaron y dedican su tiempo ad honorem (sin cobrar un mango) como consejeros, delegados de distritos, asociados en general, junto a los trabajadores y trabajadoras asalariados que lejos de navegar a la deriva, con los pies en la tierra trabajan todos los días para que tengamos servicios de calidad.
    Un saludo cordial, Juan Zeballos

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here