Abandonaron a un bebé en La Falda y, para alimentarlo, una mujer policía lo amamantó

Este viernes pasadas las 12 personal de la comisaría de La Falda fue sorprendido al recibir a una mujer de 39 años, que en sus brazos traía a un pequeño bebé.

Según se relato, anoche sintió que golpearon la puerta de su casa y al abrir se encontró con una pequeña caja de manzanas, y dentro de ella, cubierto entre algunas mantas, un pequeño bebé de apenas unos días de vida.

Junto a él había una nota, que ya está en poder de la fiscalía interviniente, en la que su mamá manifestaba los motivos de tal decisión.

La mujer cuidó del niño durante toda la noche a la espera de que alguien regresara por él, pero al pasar las horas nadie se presentó, por lo que decidió llevarlo a la comisaría local.

Sub comisario María Oliva, Sub comisario Romina Svetac y la agente Soledad Oliva con el bebé.

Una vez que las autoridades policiales y judiciales tomaron participación del hecho, los uniformados de la dependencia y CAP, rápidamente juntaron dinero y compraron leche, ropa, pañales, armando un pequeño bolso y llevaron al pequeño varón al centro asistencial para ser atendido por la pediatra, quien dijo que el niño necesitaba alimentarse, ya que lloraba permanentemente.

La Sub Comisaria Romina Svetac, jefa de la Sub Comisaría de Huerta Grande, al tomar conocimiento de la situación, y siguiendo su instinto materno rápidamente llegó al lugar para alimentar al bebé.

Con paciencia y mucho amor, el lactante, de apenas tres días de vida, comenzó a succionar, alimentándose de su pecho.

Afortunadamente se encuentra en buen estado de salud.

La policía dio participación a la SENAF, quien dispuso su inserción en un hogar sustituto.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here