Publicidad

Con 7,4 casos cada 1.000 nacidos vivos, en 2018 se registró una disminución de 1,7 puntos en este índice con respecto al año anterior. En números absolutos, son 104 muertes menos. Se trata de la cifra históricamente más baja en la provincia.

El Ministerio de Salud de Córdoba informó que la tasa de mortalidad infantil en la provincia ha presentado una disminución de 1,7 puntos en el último año: de 9,1 en 2017 pasó a 7,4 en 2018. Se trata de la cifra históricamente más baja, siendo aún inferior a la tasa de 2015 (8,3), cuando se habían cumplido los Objetivos del Milenio en esa materia.

La tasa de mortalidad infantil refleja las muertes de menores de 12 meses; por año, cada 1.000 nacidos vivos. Durante 2018, se registraron 391 muertes, esto es, 104 muertes menos que en 2017 (495). Cabe aclarar que también disminuyeron los nacimientos: de 54.537 a 53.014 el año pasado.

“Este resultado es multifactorial, pero sin duda el trabajo, la inversión y la experiencia acumulada en el manejo de las infecciones respiratorias en el invierno; la capacitación a las maternidades y neonatologías y la inversión en infraestructura y equipamiento en hospitales como el Neonatal, con la ampliación de la UTI Neo, han mostrado su impacto”, expresó el ministro de Salud, Francisco Fortuna.

Fortuna también destacó las innovaciones que se implementaron en la temporada invernal, con la ampliación de la experiencia con los equipos de oxígeno de alto flujo. Con esta técnica de ventilación no invasiva, se logró disminuir a la mitad el porcentaje de niños con IRAB que requirieron asistencia respiratoria mecánica en el Hospital de Niños.

Se observa en esta oportunidad que la mortalidad infantil bajó en todos sus componentes; es decir, disminuyeron la tasa de mortalidad neonatal (las muertes que se producen antes de los 28 días de vida) y la pos-neonatal: los índices fueron 4,9 y 2,5 por mil respectivamente.

En números absolutos, se registraron 86 muertes menos en el período neonatal y 18 casos menos en el pos-neonatal. En cuanto al lugar de residencia, se registraron 76 casos menos en el interior, que representan una disminución de 21,6 por cientoy 28 casos menos en capital, que significan una baja del 13,5 por ciento.

En cuanto al lugar de ocurrencia, el 60 por ciento se registraron en instituciones públicas -que son las que tienen mayor nivel de complejidad en neonatología- 34 por ciento en centros privados y un 6 por ciento en domicilio.

Como es esperable, la mayor parte (63 por ciento) de las muertes ocurre en bebés prematuros, es decir, nacidos con 37 semanas de gestación o menos. También representan el mayor porcentaje de decesos los nacidos con 2500 gramos o menos (61 por ciento).

En el análisis de las 10 primeras causas de defunción, se observa que el 71 por ciento corresponden a causas perinatales y el 29 por ciento, a malformaciones congénitas, entre las cuales, las malformaciones congénitas son las más frecuentes, en línea con estadísticas internacionales al respecto.

“Si analizamos las 10 primeras causas de muerte del 2017, podemos observar que 9 de las 10 han experimentado una baja significativa en 2018”, afirmó la Directora de Maternidad e Infancia, Marcela Yanover.

“Si bien estamos frente a las causas más difíciles de reducir, el trabajo de capacitación y coordinación entre los servicios ha sido muy fuerte y muestra sus resultados”, valoró Analía Cudolá, secretaria de Prevención y Promoción de la Salud.

“El salto de calidad que ha significado el nuevo equipamiento en el servicio de Hemodinamia del Hospital de Niños, que ha incrementado significativamente el número de cateterismos, y el hecho de que se hayan podido hacer más de 50 cirugías cardíacas durante la contingencia invernal, cuando antes se posponían, son intervenciones que año a año se van consolidando y van generando una mejor respuesta”, afirmó el Ministro.

Además de los datos sanitarios más duros, relacionados con la atención del sistema sanitario, Fortuna también destacó el rol de las 392 Salas Cuna, que distribuidas en toda la provincia contienen actualmente a 16.785 niños y niñas, y del Programa de Protección de la embarazada y su bebé, que ha tenido 13.709 beneficiarias desde su inicio en 2016. También remarcó: “Se trata de la consolidación de una acción sostenida en la salud, compartida con el nivel local de los 427 municipios y comunas de la provincia”.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here