Publicidad

La ONG Concientizar para Prevenir, a pesar del ninguneo ejercido por el intendente Esteban Avilés sistemáticamente desde 2015, volvió a ingresar una nota pidiendo audiencia “a fin de dar tratamiento a temas de prevención que aborda la organización”.

A esta altura, la evidente falta de respeto hacia una ONG integrada por “ciudadanos ocupados en concienciar a toda la comunidad acerca del respeto a las normas de tránsito; prevenir el consumo de alcohol frente al volante y la ingesta de alcohol en menores”, es lisa y llanamente inadmisible. Es que el paladín de la ‘Gestión Comunitaria’ ni siquiera responde a los pedidos.

Quizá la explicación a esta actitud haya que buscarla en dos situaciones sobre las que Concientizar para Prevenir viene insistiendo desde hace años. Por un lado, que el municipio ponga en práctica la ‘Alcoholemia Cero’ en la ciudad o que, si la decisión es no hacerlo y mantener el nivel permitido de alcohol en sangre en 0,4 g/l para los conductores de automóviles, derogue la ordenanza de adhesión a la ley provincial que se aprobó en 2014 para evitar confusiones. El planteo es sencillo pero exige la toma de una decisión sobre el controvertido tema, algo a lo que Avilés le ha escapado desde hace cuatro años.

Por otra parte, CPP propone una modificación de la ordenanza de espectáculos públicos con  la finalidad de que los menores de 18 años no puedan ingresar a los boliches en el horario en el que se vende alcohol. Este proyecto también ha sido frenado.

En esta ocasión, como Avilés está en campaña a intenta mostrarse como un político de ‘puertas abiertas’ y en ‘diálogo permanente’ con ‘la gente y las instituciones’, quizá se digne, al menos, a dar una respuesta.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here