La jueza que reemplazó a Sergio Moro condenó al expresidente de Brasil por presuntos sobornos a través de una casa en San Pablo.

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva recibió una nueva condena este miércoles, a 12 años  y 11 meses de prisión, por delitos de corrupción y lavado de dinero vinculado con empresas que forman parte del Lava Jato.

La jueza Gabriela Hardt, quien reemplaza al exjuez Sergio Moro tras su asunción como ministro de Justicia, emitió el fallo contra el líder del Partido de los Trabajadores. La causa se refiere a mejoras en una propiedad rural ubicada en Atibaia, municipio en el estado de São Paulo, que pertenecía a los empresarios Fernando Bittar y Jonas Suassuna.

La acusación judicial apunta a que las empresas Odebrecht y OAS le pagaron a Lula R $ 1,26 millones cuyo origen se ocultó a través de reformas y ampliaciones en la propiedad, según publicó Folha. El expresidente brasilero se encuentra preso en Curitiba desde abril por una condena a 12 años de cárcel por otro caso de corrupción.

La defensa del expresidente negó que su defendido fuera el verdadero propietario y que frecuentó el lugar por ser cercano a la familia de uno de los dueños. También rechazó la atribución de reformas por pedido de Lula al decir que no existen pruebas de que él haya pedido obras a cambio de negocios con el Estado.

La magistrada también condenó a Marcelo Odebrecht y Emilio Odebrecht, Leo Pinheiro, José Carlos Bumlai, Fernando Bittar,Roberto Teixeira, Paulo Gordillo, Emyr Diniz Costa Junior, Alexandrino Alencar y Carlos Armando Guedes Paschoal.

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here