Quizá la sobreestimación del impacto positivo que tendría la devaluación del dólar en el turismo interno llevó a que se generaran expectativas que, a la luz de los resultados, terminaron siendo como mínimo exageradas.

“La gente no se va a poder ir afuera y entonces va a venir a Carlos Paz”. La frase resume, en términos simples, el panorama general que se pintaba en la previa del verano y que hacía ilusionar con una temporada incluso superior a la del año pasado, minimizando el efecto de la grave crisis económica que atraviesa el país y que pega de lleno en el ‘target’ del turismo que suele vacacionar en nuestra ciudad.

Este análisis encontraba sustento en el optimista (¿y demagógico?) discurso que bajaba desde el municipio. Para reforzarlo, la promoción oficial se basó casi exclusivamente en mostrar a Villa Carlos Paz como un destino en permanente ‘oferta’.

Pero la realidad, cuando enero está finalizando, es que la temporada es, en términos generales, mala. O regular para ser generosos.

No hay prácticamente rubro que escape de esta evaluación, independientemente del esfuerzo de la gestión que encabeza el intendente Esteban Avilés para mostrarla como exitosa.

En este sentido, el secretario de Turismo y Deportes, Sebastián Boldrini, no ha escatimado artilugios para intentar maquillar la realidad, a fuerza de exagerar índices de ocupación (en algunos casos hasta el ridículo) y repetir slogans en los medios en los que contrata generosas pautas publicitarias.

Si nos guiamos por los números que ofrece el municipio, la temporada hasta ahora cierra con promedios de ocupación por encima del 70% (se llegó a hablar incluso del 80%). Pero claramente esto no es cierto.

El sector privado contradice estos números con los que surgen de la cotidianeidad: cuántas habitaciones están ocupadas en un hotel a lo largo de la semana; cuántos cubiertos vende un restaurante; cuántas entradas vende un teatro; cuántos turistas acceden a algunos de los complejos de entretenimientos que tiene la ciudad… Y así en cada rubro.

Aunque con matices, punto más o menos, los operadores turísticos coinciden en que esta temporada, en relación con la pasada, está entre un 20% y un 40% por debajo. Y la califican como mala.

“Muy mala”, remarcó, sin vueltas, Antonio Delich, propietario de Peko’s Multiparque y de varios hoteles en Villa Carlos Paz.

“La temporada es mala, pero la situación del país es malísima. Dentro de todo nosotros estamos trabajando bien, pero la temporada es muy mala”, expresó el experimentado empresario. Y aseguró que, en comparación con el año pasado, “que ya fue regular, se registra un 30% menos”.

Hotelería y gastronomía

La Asociación Hotelera y Gastronómica de Villa Carlos Paz (AS.HO.GA.) difundió el balance de la primera quincena de enero.

Los números de la institución están bastante lejos de los que sostiene la gestión del intendente Esteban Avilés.

Para AS.HO.GA., con registros diarios a partir del 31 de diciembre, se llega al promedio general de ocupación en habitaciones que supera apenas el 57%, y que registra picos máximos durante los fines de semana (69%).

“Esta tendencia de ocupación se encuentra acorde a los nuevos consumos: principalmente familias que vacacionan por cortos periodos de tiempo y esta vez, sin datos relevantes que marquen una preferencia por categoría de hotel”, explicó el vice a cargo de la presidencia Leonardo González. Y planteó que, “desde AS.HO.GA. venimos haciendo un seguimiento especial a lo que pasa con la temporada alta, los niveles de ocupación y las reservas”.

“Si bien somos optimistas, advertimos que este verano puede llegar a arrojar datos inferiores a los del año pasado”, afirmó.

Señaló además que, “contrariamente a otros veranos hay muchas consultas pero pocas reservas efectivas” y que, “el clima es un factor ajeno a nuestros pronósticos pero que indefectiblemente contribuye a ralentizar el consumo”.

La institución, además, avaló un duro documento elaborado por un grupo de empresarios donde se pide al municipio que declare la emergencia económica financiera del sector turístico en Villa Carlos Paz (ver aparte).

Por su parte Osvaldo Mercado, presidente de la Multisectorial de Comercio, Industria y Turismo, estimó que la caída de la actividad respecto al año pasado está en el orden del 30%.

“Estamos en un 30% menos que el año pasado. El nivel de gasto se mantiene, pero si se tiene en cuenta la inflación, también está por debajo”, señaló el comerciante gastronómico. Y advirtió que el sector enfrenta “una realidad muy compleja” de cara al futuro.

“Lo que nos preocupa es el cierre de comercios que puede llegar a producirse en invierno en virtud de esta mala temporada. Hay mucha gente que llegó con lo justo al verano esperando una buena temporada, pero el resultado no le va a dar ni para pagar las cuentas. Y cuando en marzo nos lleguen las facturas de los servicios del verano la cosa se va a poner muy complicada”, alertó.

“Distribuidoras de bebidas e incluso los supermercados chinos también están un 30% por debajo”, agregó.

Teatro y comercios

Si bien la marcha de la temporada en lo que tiene que ver con los teatros siempre se intenta mostrar en su versión más optimista, la realidad es que también la cantidad de espectadores mermó.

Un informe de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (Aadet) que recoge lo que socios y ticketeras declararon hasta el domingo 13 de enero, da cuenta que en Villa Carlos Paz se vendió un 22% menos de entradas que en el mismo período del verano pasado. Así y todo, los espectáculos carlospacenses lideran la taquilla a nivel nacional relegando a Mar del Plata.

Desde el Centro Comercial, Industrial, Profesional y de Servicios de Villa Carlos Paz, el cuadro tampoco es alentador.

“El sector está con problemas. En el comercio la gente se cuida mucho, va a buscar precios. La primera quincena de enero ha sido floja”, señaló el presidente, Jorge Fernández Campón, a VillaNos Radio. Y apuntó contra la falta de políticas turísticas del municipio: “Hoy por hoy la secretaria de Turismo y el Captur tienen puesto el piloto automático”.

Por último sostuvo que, “la expectativa es que la temporada va a andar más o menos bien dentro de las limitaciones que impone la realidad económica nacional”.

En este contexto será clave que, como ha ocurrido históricamente, la segunda quincena de enero (empujada por el Festival de Cosquín) eleve los porcentajes de ocupación y el nivel de gasto, trasladando también esa expectativa a febrero y mirando, con ansias, el fin de semana extra largo de carnaval que tendrá lugar del 2 al 5 de marzo.

Empresarios piden que se declare la emergencia económica financiera del sector turístico en Villa Carlos Paz

En plena temporada de verano, empresarios reclaman que se declare la emergencia económica financiera del sector turístico en Villa Carlos Paz.

La decisión se tomó el pasado jueves 17 de enero, durante una reunión que se llevó a cabo en la sede de la Asociación Hotelera y Gastronómica (Ashoga) y de la que participaron unos 30 empresarios autoconvocados, socios y no socios de la institución.

El documento hace referencia a la situación del país, a la elevada inflación, al aumento en los diferentes servicios, a la caída de la rentabilidad y a la falta de aplicación de ordenanzas para regular la oferta irregular de alojamientos, entre otros aspectos.

Además se precisa que, “aun conservando una tarifa baja, la ocupación hasta el 17 de enero se ha venido manteniendo en promedio por debajo del 60%”.

Por estas razones, reclaman la “urgente conformación de una mesa de diálogo público-privada que ofrezca alternativas y soluciones posibles para evitar la caída de lo que hoy se considera como el principal motor económico de la ciudad”.

También se solicitan sendas reuniones al departamento Ejecutivo municipal, al Concejo de Representantes, a la Agencia Córdoba Turismo, a Fehgra, al poder legislativo y a la Cámara de Turismo.

“Durante el encuentro se debatió sobre una problemática que, lamentablemente, nos anticipa una temporada difícil”, aseguraron. Y explicaron que la expresión de emergencia “intenta transmitir la angustia y preocupación que todos tenemos”.

Si bien la reunión se llevó a cabo en la sede de Ashoga (a pedido de los empresarios autoconvocados), cabe acotar que no participó su entonces presidente (luego pidió licencia), Rodrigo Serna, aunque se resolvió que el documento consensuado sea refrendado por la comisión directiva de la entidad.

Justamente la firma de Serna en el escrito motivó todo tipo de críticas, argumentando que detrás del pedido de declaración de la emergencia había intereses políticos, atendiendo que se candidatea para la intendencia. Funcionarios y otros empresarios relativizaron, entonces, la seriedad del reclamo.

El documento

Reunidos en la sede de la Asociación Hotelera, Gastronómica y afines de Villa Carlos Paz, referentes del sector turístico de nuestra ciudad acordamos el siguiente documento, que tiene que como finalidad consensuar políticas de trabajo en base a problemáticas comunes.

En este sentido se manifiesta:

– Que, atento a la difícil situación económica que atraviesa el país, con valores inesperados en términos de inflación resultantes del 2018 (47,6% de acuerdo al INDEC) y un pronóstico poco alentador para el año en curso (que en los mejores augurios prevé el Gobierno Nacional en un 23%).

– Que en materia de servicios públicos, los constantes aumentos especialmente en el servicio de energía eléctrica (se calcula que la tarifa terminará incrementándose el 76.37% de enero de 2018 a igual mes de este año), han desfavorecido la competencia entre destinos de igual demanda como la Costa Atlántica. Pero que independientemente de eso, ha terminado por mellar la rentabilidad al punto de poner en riesgo la continuidad de muchos establecimientos. Es extensiva la preocupación tarifaria en los servicios de agua, cloacas (Coopi y Cooperativa San Roque) y recolección de residuos (Cotreco).

– Que se sigue sin resolver la asfixia impositiva en términos de Derechos Autorales, en un todo acorde con el último fallo de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia contra SADAIC, pero extensivo a todos los demás gravámenes (AADI CAPIF, ARGENTORES, DAC Y SAGAI).

– Que dada la economía nacional, la actualización de nuestras tarifas no ha acompañado el índice real; acordes al compromiso establecido de mantener precios por debajo del de 30% de aumento. Y que, aun conservando una tarifa baja, la ocupación hasta el 17 de enero se ha venido manteniendo en promedio por debajo del 60%.

– Que, en la misma línea, se plantea la necesidad de establecer mecanismos con el Estado (municipal, provincial y nacional) que faciliten y acompañen esta situación a los fines de evitar el cierre de establecimientos o la pérdida de puestos trabajo de las cientos de familias que hoy sostienen directa o indirectamente su economía del turismo.

– Que siendo el turismo, de acuerdo a la Carta Orgánica Municipal en su artículo 10 “una actividad fundamental, estratégica y de vital importancia para el desarrollo de la ciudad”, es URGENTE la conformación de una mesa de diálogo público-privada que ofrezca alternativas y soluciones posibles para evitar la caída de lo que hoy se considera como el principal motor económico de la ciudad.

– Que, estando vigente una Ordenanza que regula los alquileres de hasta dos viviendas (año 2016), no se haya reglamentado la misma para poner en funcionamiento los controles pertinentes. Y tomando a consideración el último acuerdo celebrado con la Agencia Córdoba Turismo y FEHGRA en ocasión de la Feria Internacional del Turismo para terminar con los alquileres informales y la competencia desleal.

Por lo expuesto pedimos se declare en EMERGENCIA ECONÓMICA FINANCIERA el sector turístico de modo que dichas políticas consensuadas tengan aplicación inmediata y específica.

Ruiz propone abrir una ‘mesa de diálogo’ y conformar el Consejo de Política Turística

El concejal Omar Ruiz presentó un proyecto que establece conformar una ‘mesa de diálogo’ entre el sector público y privado para abordar “en forma urgente la situación del turismo” en Villa Carlos Paz.

La iniciativa se plantea “en defensa de los establecimientos hoteleros, empresas y de los puestos de trabajo en nuestra ciudad; y en respuesta al pedido de la Asociación Hotelera Gastronómica que ha manifestado su preocupación por el impacto de la inflación y los aumentos de tarifas, en la ocupación hotelera y el poder adquisitivo de los turistas”.

La propuesta ingresó también con las firmas de apoyo de los ediles Walter Gispert, Gustavo Molina, Oscar Sequeira y Natalia Lenci.

Si bien surge a partir del reclamo expresado por Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica para que se declare la emergencia económica y financiera del sector turístico, esta ‘mesa de diálogo’ funcionaría en el ámbito del Concejo de Representantes con la presencia, además, de las siguientes instituciones: Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTGHRA), Centro Comercial Industrial, Profesional y Servicios, Asociación Inmobiliaria, CAPTUR, Agentes de viajes, Asociación de Guías de Turismo, Salas de Teatros y Cines, Discotecas, Cámara de Turismo y Transportistas del sector turismo.

El objetivo será “analizar la preocupante situación por la que atraviesa la actividad turística, y consensuar las acciones y medidas que permitan evitar el cierre de establecimientos y empresas y la pérdida de puestos de trabajo”.

En los fundamentos Ruiz sostuvo que, “el balance la primera quincena de 2019 no es alentador debido a los bajos porcentajes de ocupación y al bajo gasto promedio por turista, lo que sumado a la presión impositiva y aumento de tarifas, genera preocupación en todo el sector empresario y trabajador de nuestra principal actividad económica”.

Además presentó otro proyecto que persigue como fin constituir el Consejo de Política Turística (CPT), previsto en la Carta Orgánica Municipal pero nunca puesto en marcha, “para que a través del diálogo y el aporte de todos los sectores, esta industria pueda desarrollarse más y mejor para un crecimiento del producto y como generadora de trabajo”.

Cabe recordar que este CPT debe estar integrado por Agentes de Viajes, Asociación de Guías de Turismo, Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica, Centro Comercial Industrial, Profesional y Servicios, Asociación Inmobiliaria, Consejo de Planificación Urbano Ambiental, CAPTUR, Escuela de Turismo (Instituto Superior Arturo Illia), Salas de Teatros y Cines, Discotecas, Cámara de Turismo y departamento Ejecutivo Municipal.

Ambos proyectos serán debatidos en la próxima sesión del Concejo de Representantes.

Nota correspondiente a la edición n° 537 del periódico La Jornada, del 30 de enero de 2019.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here