Iosa convocó a concejales, legisladores y diputados en torno a la problemática del lago

“Si bien el problema de la contaminación del lago San Roque ya era conocido por todos los diputados y legisladores que nos visitaron, algunos de ellos desconocían la verdadera magnitud del mismo”. Así resumió el médico sanitarista, Emilio Iosa, la experiencia que vivieron los parlamentarios el pasado jueves 13 de diciembre en Carlos Paz.

A orillas del embalse, el candidato a intendente de Carlos Paz Despierta y el doctor en Biología Eduardo Benavidez expusieron los datos publicados en el informe “Alerta San Roque”.

Participaron de la actividad los legisladores provinciales Liliana Montero, Adolfo Somoza, Viviana Massare, los diputados nacionales Javier Pretto, Gabriela Estévez, Leonor Villada, Soledad Carrizo, Brenda Austin, Olga Rista y Pablo Carro, y los concejales carlospacenses Omar Ruiz, Walter Gispert, Natalia Lenci y Oscar Sequeira.

Cabe recordar que el informe ‘Alerta San Roque’ muestra los resultados de la medición de coliformes fecales (bacterias presentes en las heces humanas) en el lago, que superan los valores recomendados como seguros por la Organización Mundial de la Salud y el ministerio de Salud de la Nación en las directrices publicadas para uso recreativo del agua en el año 2017.

“Junto a estos datos, están las imágenes del satélite Landsat 8 de la NASA, a las cuales ha tenido acceso nuestro equipo, en las que se ve el tamaño de la concentración de algas en nuestro embalse, que en este momento representa una superficie de tres kilómetros cuadrados, una superficie equivalente al tamaño del centro de Villa Carlos Paz”, advirtió Iosa.

Con los parlamentarios como testigos, Benavídez tomó una muestra de agua del lago San Roque y rápidamente todos pudieron comprobar el nivel de contaminación del agua.

“En una matriz de Erlenmeyer improvisada con una botella de gaseosa encontrada en el lugar, junto a otra variedad de basura, el Dr. Benavidez tomó una muestra del agua del embalse, y en pocos minutos, los presentes pudimos ver como las cianobacterias se dirigían a la superficie produciendo un efecto tapón de la luz del sol a las capas profundas del embalse”, precisó Iosa.

De esta manera práctica, el creador del laboratorio municipal de monitoreo y del plan de biorremediación de la ciudad (cesanteado sin explicaciones por el intendente Avilés), explicó cuáles son las consecuencias nocivas de esta abundante cantidad de algas en suspensión.

Tanto los diputados nacionales, los legisladores provinciales, los Concejales locales y el equipo de Carlos Paz Despierta apoyaron la moción de Pretto de solicitar una reunión con el ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos de la Provincia, Fabián López, con el fin de proponer la creación de un ‘Comité de crisis’, sugerido por Iosa.

La propuesta es que dicho comité sea capaz de actuar en caso de que vuelva a repetirse la explosión y descomposición masiva de algas que tantas dificultades trajo a la ciudad en 2017 y que también se desarrollen las políticas públicas necesarias para encarar esta situación.

Por su lado, Montero propuso que el tema pueda ser presentado a los distintos niveles del Estado con la premura y seriedad que la situación merece y reflexionó sobre la importancia de construir políticas públicas a largo plazo por sobre intereses partidarios.

En la órbita local el concejal Ruiz recordó la necesidad de darle existencia real al “Comité de Cuenca” que fue creado para atender esta problemática, pero que en la actualidad no está funcionando.

Nota correspondiente a la edición n° 536 del periódico La Jornada, del 26 de diciembre de 2018.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here