Música para leer – Simplemente, Paul Simon

Publicidad

En este octubre y más precisamente el sábado 13, fue el cumpleaños de Paul Simon y no quería cerrar el mes sin recordarlo.

Quién no conoce un tema de Simon and Garfunkel, ya sea por alguna película, por ser fanático del rock de los 60-70 o simplemente de haberla escuchado en la radio y le haya gustado… Es porque es de otro planeta.

Justamente el pasado sábado 22 de septiembre, Paul Simon realizó el último concierto de su gira de despedida, ‘Homeward Bound’, en Queens, el distrito extraordinario que lo crió y lo alimentó.

‘Simon and Garfunkel’s Greatest Hits’ del año 1972 fue el primer disco del dúo. Es de esos discos que podés escuchar en cualquier ocasión o con amigos, vecinos e inclusive con tus familiares.

Mi relación con Paul fue muy breve pero profunda, hasta me arriesgaría decir que los encuentros con su hijo, Harper, me llevaron a entender y amar mas su música.

Tras varios años de novios, en 1983 contrajo matrimonio con la Princesa Carrie Fisher.

El matrimonio fue un anunciado fracaso y se divorciaron nueve meses después de la boda.

Esta relación me llevó a conocer de cerca a Paul y a su hijo Harper (de su primer matrimonio).

Pero lo que más recuerdo, era que para Navidad, en los ‘90, Carrie se hacía traer un pino de Canadá y mi tarea era decorarlo. Media más de tres metros y ella traía los adornos más exóticos y caros para decorarlo. Después de un par de días y con el árbol al 80%, por lo general a la noche, con las chimeneas ardiendo y Billie comiendo los malvaviscos, Carrie se me acercaba y me preguntaba si estaba listo para el ritual del toque final y terminábamos de decorar el árbol con música de Paul Simon. No se cansaba de contarme historias y era una forma de hacerlo partícipe de las fiestas. En el fondo ella lo seguía queriendo.

La relación que existió me permitió estar en la intimidad de los backstage de sus presentaciones en Los Ángeles y disfrutar de uno de los más talentosos compositores y con una voz privilegiada.

No quiero dejar pasar esta oportunidad para destacar su trabajo filantrópico que incluye la cofinanciación de The Children’s Health Fund con el Dr. Irwin Redlener. El CHF dona y personaliza camionetas médicas móviles que brindan atención a niños pobres e indigentes en zonas urbanas y rurales de los Estados Unidos. Desde su inicio en 1986, ha proporcionado más de tres millones de visitas a médicos/pacientes. A raíz de los huracanes Andrew y Katrina, fue la principal fuente de atención médica para las comunidades diezmadas por las tormentas. Simon también ha recaudado millones de dólares para causas valiosas tan variadas como AMFAR, The Nature Conservancy, The Fund for Imprisoned Children en Sudáfrica y Autism Speaks y The Joe Torre Safe At Home Foundation.

Feliz cumple Paul Simon!

 

Nota correspondiente a la edición n° 534 del periódico La Jornada, del 31 de octubre de 2018.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here