Samay festejó sus cuatro años y presentó su primer disco en Mayu Sumaj

Publicidad

Samay es una expresión del quechua y significa “respirar” o mejor aún, “aliento de vida”. Tal es el nombre que eligió el grupo folklórico de Mayu Sumaj para identificarse y que con mucho orgullo presentó formalmente el pasado domingo su primer lanzamiento discográfico: “Amor y vida”.

La peña tuvo lugar en el predio del Festival del Pan Casero, ubicado sobre la ruta provincial 14, y contó con la participación, además, de invitados especiales y variados espectáculos artísticos. Entre ellos las academias: Pasión y Danza, Amigos del Encuentro, Sayani adultos, Sandra Peludero y Gerardo Gómez (Pasión por nuestro Folklore), Lautaro (el cantor del pueblo), Romina Ríos y los Bombistos de Villa del Río (alumnos de Marcelo Iriarte).

Samay lo integran principalmente casi todos los integrantes de una conocida familia local: Cecilia García (voz), Gastón Cuello (primera guitarra), Mateo Sánchez (segunda guitarra), Federico Sánchez (violín), José García (bajo) y Eduardo Sánchez (bombo).

El CD, que marca la irrupción en el mercado discográfico de Samay, contiene diez canciones, tres de las cuales fueron creadas por la propia banda (en música y letra).

La canción que abre el flamante CD se llama “La niña del canal”, de autoría de Eduardo Sánchez y está dedicada “al amor de mi vida, Cecilia García (voz principal del grupo), a quien conoció siendo niña en barrio El Canal (Villa Carlos Paz), iniciando a partir de allí una historia de amor que seguimos escribiendo día a día”.

La segunda canción de autoría del grupo fue escrita por Cecilia y se llama Por mis padres: “La escribí pensando en ellos, quienes me dieron la vida y porque de ellos heredé mi inclinación por la música folklórica y disfrutarla en familia”, explicó.

La tercera canción propia de Samay se llama Canta Río Lindo, y pertenece también a la cantante de la banda: “este tema musical encierra el amor a la belleza natural de nuestra querida Mayu Sumaj”.

La agrupación sigue escribiendo canciones, las cuales verán la luz en un próximo disco, según adelantaron expectantes.

“Hacer música en familia es algo muy grato, ya que disfrutamos y compartimos más momentos juntos y nos da mucha alegría ver crecer musicalmente a cada uno de nuestros hijos, ya que quizás algún día emprendan sus propios proyectos”, contaron con emoción Cecilia y Eduardo.

Por último, los integrantes del grupo agradecieron a familiares, amigos, artistas, bailarines y a la comuna de Mayu Sumaj.

Lo recaudado el domingo con la venta de entradas fue a beneficio del dispensario comunal San Nicolás de la localidad.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here