El vergonzoso avilesismo legislativo bloqueó proyecto sobre La Jornada

Publicidad

A esta altura decir que el actual oficialismo legislativo debe estar a la altura de los peores de la historia de Villa Carlos Paz es casi redundante.

Aunque han dado evidentes muestras de falta de formación política (y ciudadana), sin vuelo ideológico ni capacidad para fundamentar (seriamente) posturas o refutar argumentos, hay que reconocer que los cinco ediles del avilesismo (Alejandra Roldán, Mirtha Alessio, Carla Livelli, Soledad Zacarías y Hugo Bustos), más el siempre dispuesto Marcelo Cuevas (PRO) cumplen eficazmente la tarea que les fue encomendada: traducir en el recinto la voluntad del intendente.

Y esto se da en dos aspectos. Por un lado, viabilizando que sea aprobado sin sobresalto todo cuanto viene de parte del ejecutivo y, por otro, bloqueando y silenciando a la oposición.

Ejemplos hay a montones.

En medio del contexto de crisis que atraviesa el semanario La Jornada, cuya continuidad está en grave peligro, en la sesión del jueves ingresó un proyecto impulsado por el edil Gustavo Molina (Frente Cívico) que tenía como objetivo solicitar al intendente Avilés “que realice de manera inmediata la cancelación de todas las deudas contraídas con el periódico, a los efectos de hacer frente a los compromisos contraídos por el Estado municipal”.

“La pauta publicitaria debe ser manejada con equidad y justicia, valores que están ausentes cuando se trata del medio La Jornada en particular como así también de otros medios críticos al gobierno.

La República se consolida en la diversidad comunicativa y debe ser la expresión de las distintas voces, las que enriquecen la calidad institucional de una nación.

La libertad de prensa, declamada en los discursos debe tener su encarnadura en la acción concreta del cotidiano, haciendo frente a las justas demandas económicas de un medio local que mantiene una línea editorial crítica con los oficialismos”, sostuvo Molina en la nota de elevación, al tiempo que advirtió que, “la acción de disciplinar a los medios con la pauta oficial, es una forma deplorable de autoritarismo, absolutamente repudiable en tiempos democráticos”.

Al momento de pedir el tratamiento sobre tablas de la iniciativa, Molina fue más allá y criticó fuertemente el “autoritarismo” de Avilés que lo lleva a “silenciar voces”.

Consideró que esta práctica “afecta la calidad democrática”, y calificó en este sentido a la actual gestión de “dictablanda”.

“Algunos medios locales hablan de dictablanda en América latina. Esta es la versión local”, planteó. Y agregó que la actual política de comunicación municipal se ha transformado “en un dispositivo muy eficaz al momento de silenciar voces”.

Votaron a favor del tratamiento, además de Molina, Walter Gispert y Oscar Sequeira (Frente Cívico), Natalia Lenci (UCR) y Omar Ruiz (GEN). Todo ellos tenían, frente a sus bancas, carteles con la leyenda ‘Ni Un Medio Menos’, haciendo referencia a la discriminación que sufre La Jornada, y también Radio Cyber. También apoyó la moción la edila Laura Orce (UPC).

En cambio, los seis avilesistas decidieron no habilitar formalmente la discusión.

En este punto vale recordar que gran parte de la deuda que mantiene el municipio con La Jornada es por servicios prestados al Concejo de Representantes entre 2014 y 2016. De esta situación la presidenta Alejandra Roldán está al tanto detalladamente desde abril de 2017. Desde ese momento y a contramano de sus declamadas ‘buenas intenciones’, no logró ni destrabar los pagos ni ofreció alguna mínima explicación.

Como para habilitar el tratamiento hacían falta siete votos, el proyecto pasó a comisión.

Un aspecto que muestra la hipocresía con la que se manejan algunos, es que varios de los ediles que el año pasado declararon a La Jornada como ‘medio destacado de la información pública’ de Villa Carlos Paz en sus 15 años de trayectoria, hoy le cierran las puertas en un momento de crisis.

La situación fue advertida desde el medio a través de una editorial publicada el lunes pasado en su página web bajo el título ‘Hoy faltan voces‘. Allí se denunció públicamente la discriminación por parte del municipio a la hora de la distribución de la pauta publicitaria, y el bloqueo de pagos de servicios prestados entre 2014 y 2017.

Por su parte, la cooperativa Diarios y Periódicos Regionales Argentinos (Dypra), respaldó el medio carlospacense, repudió la actitud del intendente Esteban Avilés y lo instó “a pagar la deuda y cesar la discriminación”.

Y el miércoles, la legislatura de la provincia de Córdoba, por unanimidad, declaró “su preocupación por la situación del semanario La Jornada de Villa Carlos Paz”, teniendo en cuenta que la versión gráfica no pudo salir a la calle tras 533 ediciones desde 2008.

 

Foto: Luis Tórtolo

Compartí esta nota y seguinos en las redes

2 COMMENTS

  1. Lamentablemente dan cada vez más y más vergüenza!!! Y lo peor es que si recorremos las declaraciones de varios de ellos/as, vemos cómo se llenan la boca con las palabras o frases de “democracia” “comunidad” “voz de los vecinos” “gestión comunitaria” etc etc etc….podemos citar muchísimas… y después todo lo que hacen es absolutamente opuesto y adrede. Claramente para ellos/as son sólo palabras, ya que no tienen idea (o no les importa) el verdadero significado y peso de los conceptos como tal y como prácticas de vida.
    Cuenten con mi apoyo compañeros/as y amigos/as para continuar con la lucha y buscar alternativas de solución a la continuidad de la existencia de este medio, tan serio y responsable lo cual han sabido demostrar a lo largo de los años (porque ahora dirán obviamente, que sólo “se ataca” al avilesismo) y por supuesto, ¡¡¡¡¡NI UN MEDIO MENOS!!!!!

  2. Ya saltaran los zurdos a hacer de esto bandera… pero ni se calientan siquiera de pedirle el secundario completo a Bustos… o al menos que el mismisimo Intendente, estudiante cronico de derecho..

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here