Publicidad

Desde que el proyecto periodístico La Jornada se reconvirtió en semanario, en enero de 2008, pasaron 533 ediciones. Esta semana es la primera vez en todo este tiempo, que el periódico no se edita por cuestiones de índole estrictamente económicas.

Para que eso ocurriera, a pesar de los esfuerzos, confluyeron varios factores.

Por un lado, la crisis a nivel nacional causada por las medidas que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri, provocó que los insumos necesarios para editar en formato papel (muchos directamente vinculados al dólar) hayan registrado aumentos fulminantes. En términos de costo de impresión hay que hablar de un incremento de más del 50% a lo largo de este año que es imposible de trasladar a las pautas publicitarias.

La recesión, además, provocó una lógica contracción del mercado.

Pero La Jornada, además, se edita en Villa Carlos Paz. Y aquí, a la crisis nacional le sumamos la política de discriminación que lleva adelante la gestión del intendente Esteban Avilés con nuestro medio.

En su historia, La Jornada se ha caracterizado por tener una línea editorial crítica de los sucesivos gobiernos. Lo fuimos con la intendencia de Gustavo Dellamaggiore (en formato diario), de Carlos Felpeto (diario y semanario), y también con Avilés.

Este último logró, a diferencia de sus antecesores, disciplinar a la enorme mayoría de la prensa local. La Jornada no aceptó formar parte del sistema de medios ‘amigable’ que moldeó el mandatario, a fuerza de premios y castigos, y las consecuencias no se hicieron esperar.

Primero fuimos excluidos del reparto de la pauta oficial. Hoy debemos ser uno de los pocos medios que no tiene pauta de ningún tipo vinculada al municipio y que se distribuye de acuerdo al concepto ‘amigo/enemigo’ que tanto rédito le ha dado políticamente.

Luego, comenzaron a marginarnos de las conferencias de prensa y quedamos fuera del ‘círculo’ de la prensa que tiene acceso a la agenda oficial.

Pero no contento con esto, Avilés fue más allá y bloqueó el pago de servicios que La Jornada efectivamente brindó desde 2014 hasta diciembre de 2017, facturados al Concejo de Representantes y la defensoría del Pueblo. Mientras habla de respeto nos empuja a acudir a la justicia, sabiendo que la estrategia de estirar –y profundizar- el desfinanciamiento terminará por hundir al medio.

Está cerca.

Por eso, hoy faltan voces. Este espacio es utilizado cada semana para replicar en la web las notas que publicamos en el semanario. Hoy esa mirada no está.

Algunos estarán contentos. Principalmente los adoradores del discurso hegemónico y monocolor.

Sinceramente, esperamos que no sea la mayoría.

 

Por Alejandro Gómez, director de La Jornada

Compartí esta nota y seguinos en las redes

10 COMMENTS

  1. Mi total y absoluto apoyo y respeto para quienes hacen La Jornada, es hoy en día casi el único medio que se puede leer por su mirada y análisis de la realidad sin el tinte de “boletín oficial municipal” que tienen los otros; por supuesto por lo que muy bien se explica en la nota… A seguir apoyando y luchando por los principios y convicciones que caracterizan a este diario/semanario. Fuerza amigos!!!

  2. Lamento las dificultades económicas de La Jornada porque Alejandro Gomez, a quien conozco desde hace muchos años, me ha demostrado siempre una conducta intachable. Seguramente el tiempo le dará la oportunidad de recuperar las posibilidades. Mi cordial saludo. Raul Bonadero

  3. Penosa realidad que nos embiste a todxs. Con ausencia y perdida de voces se fisura la pluralidad, se resquebraja la democracia. Perdemos todxs.
    Las estrategias de desfinanciamiento para destruir a lxs “otrxs” de manera encubierta muestra el abuso de un poder, que fue otorgado para gobernar a todxs y para todxs, sin excluidxs.
    Aguante La Jornada!!!

  4. Estimados colegas de La Jornada y especialmente a su director Alejandro Gomez:
    Desde el lanzamiento de La Jornada, venimos siguiendo, leyendo y compartiendo la informacion por uds brindada. Sabemos del esfuerzo y trabajo que demanda mantener un medio de estas caracteristicas, Critico al relato oficial, Lamentamos, entendemos y somos parte de los pocos medios, como Uds, a quien el Intendente Esteban Aviles, disrimina, excluye y bloquea los pagos por trabajos realizados en nuestro medio tambien. Lamentablemente este tipo de actitudes totalmente discriminatorias evidencia el terror que tiene este gobernante d eturno a la TRANSPARENCIA, a que se sepa lo que esta pasando. Nada de esto podria hacer, sin la complicidad de “Medios Amigables” que me hacen recordar las palabras de Ramon Yarda “ACA MUCHOS MEDIOS DE PRENSA, MAS QUE MEDIOS DE PRENSA SON LEVANTADORES DE PUBLICIDAD…” agregaria yo “comodamente de la pauta oficial a cambio de silenco” -Nuestra solidaridad y apoyo, a Uds, para que en esta Carlos Paz no falten las pocas voces que quedamos con una mirada critica a los gobiernos de turno. Un Fuerte abrazo a todo el equipo. Diego Truccone, director de Radio Cyber 95.5 LRN942 Y http://www.radiocyber.com.ar

  5. Son las mismas políticas que a nivel nacional el gobierno implementa con todos aquellos que no están de acuerdo con sus políticas neoliberales

  6. Mi apoyo a los trabajadores de la jornada …cuna de libres pensadores …unos de los pocos medios que realmente informa y no se arrodilla al gobierno de turno…señores periodistas sigan
    de pie …sigan opinando …que nosotros los seguiremos apoyando.

  7. Lamento muchísimo lo qué está ocurriendo en Villa Carlos Paz y lo que sufre La Jornada. Debo agradecer infinitamente que las voces que también son sofocadas desde ONGs, como lo fue en el caso de la Fundación ,Educación Ambiente y Trabajo, tuvieron y tienen siempre un espacio en LA JORNADA. Llamamos a la reflexión a aquellos que nos gobiernan en lo local para que la palabra DEMOCRACIA tengo el valor que su significado representa: TODAS LAS VOCES DEBEN SER ESCUCHADAS y no excluidas con estas prácticas despreciables.

  8. «Si no creemos en la libertad de expresión de aquellos que despreciamos, no creemos en ella en absoluto».
    Noam Chomsky

    NI UN MEDIO MENOS

  9. No entiendo porque debe haber pauta oficial. ninguno de los tres niveles (nacional, provincial ni municipal) tendrían que desviar fondos que debieran usarse para mejorar la infraestructura de servicios prestados al ciudadano.
    Obvio que la libertad de expresión tiene que respetarse, pero habiendo tantos deficits en cuanto a vivienda, cloacas que no estan, calles rotas, etc, no creo que sea absolutamente necesario ni prioritario.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here