Concejo aprobó el nuevo ejido y la última palabra la tiene el gobierno provincial

Publicidad

El Concejo de Representantes de Villa Carlos Paz aprobó por unanimidad la modificación del radio municipal de Villa Carlos Paz.

La decisión se tomó durante la última sesión, el jueves pasado.

Ahora, la ordenanza será enviada a la Fiscalía de Estado del gobierno de Córdoba como paso previo al tratamiento en la legislatura provincial.

Una vez que sea sancionada la ley correspondiente, el ejido extenderá la superficie de las actuales 2703 hectáreas a 8293 hectáreas. Esto es, 9723 m².

Después de más de 20 años de gestiones (el primer pedido se presentó en 1996 y atravesó diversos gobiernos tanto a nivel municipal como provincial), el trámite finalmente se aprobaría antes de fin de año.

 

Bina descartó de plano una “explosión urbanística”

La directora de Planeamiento Físico Ambiental de la municipalidad, Liliana Bina, descartó de plano la posibilidad de que Villa Carlos Paz experimente una “explosión urbanística” a partir de la ampliación del ejido de la ciudad.

“Se viene une extensión jurisdiccional, no una explosión urbana”, aseguró a VillaNos Radio.

“Aproximadamente se triplica la dotación de suelo de la ciudad. Es un desafío muy importante, especialmente en materia de desarrollo urbano ambiental”, dijo Bina.

La funcionaria puntualizó que desde el Consejo de Planificación Urbano Ambiental (CPU) se está gestionando “un equipo interdisciplinario para realizar un estudio base” sobre la superficie que se anexará.

“Que se triplique el ejido no implica que se triplicará la dotación de suelo urbano”, señaló, y planteó que no está pensado habilitar nuevas construcciones “hasta tanto no haya un plan de ordenamiento”, y que el municipio “detecte la posibilidad de ampliar su mancha urbana”.

“Estamos ante un escenario muy positivo para seguir brindando ejemplo del manejo del desarrollo, marcos normativos y política de uso de suelo”, destacó.

Y en lo que se leyó como un mensaje a los desarrollistas, Bina sostuvo que con la ampliación del ejido “lo que se viene es una extensión jurisdiccional, no una explosión urbana, en absoluto”.

Por eso insistió con que la nueva superficie podrá destinarse a “suelo rural, o lo que el Iplam (Instituto de Planificación Metropolitana) propone, como zonas de cultivos orgánicos, o el establecimiento de hoteles rurales que servirán para complejizar la oferta de la ciudad y hacerla más valiosa”.

“Definir el uso del suelo formará parte de un debate con técnicos, y luego se resolverá con un debate político”, concluyó.

 

Nota correspondiente a la edición n° 532 del semanario La Jornada, del 17 de setiembre de 2018.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here