Concejo aprobó el Acuerdo Federal con la provincia con fuertes críticas de la oposición

Publicidad

El Concejo de Representantes de Villa Carlos Paz resolvió aprobar el Acuerdo Federal Provincia-Municipios de Diálogo y Convivencia Social, tras un intenso debate durante el que no faltaron fuertes críticas de la oposición.

El convenio, que había sido firmado por el intendente Esteban Avilés el 2 de agosto pasado, sumó siete votos a favor y cinco en contra. Lo apoyaron los ediles del bloque avilesista (Alejandra Roldán, Mirtha Alessio, Carla Livelli, Soledad Zacarías y Hugo Bustos) más el macrista Marcelo Cuevas y la peronista Laura Orce. Lo rechazaron, en tanto, Natalia Lenci (UCR), Omar Ruiz (GEN) y Walter Gispert, Gustavo Molina y Oscar Sequeira (Frente Cívico).

Cabe recordar que el acuerdo fue suscripto inicialmente entre el gobierno de la provincia y la Unidad de Trabajo Mesa Provincia-Municipios, y plasmado en la ley Nº10.562 por la legislatura de Córdoba.

Entre los principales puntos el compromiso establece que las transferencias a comunas y municipios originadas en el Fondo de Desarrollo Urbano tendrán carácter no reintegrable.

El convenio instituye, además, un “Fondo de Asistencia Financiera para Municipios y Comunas” de hasta 500 millones de pesos anuales, destinado a brindar créditos a aquellos que justifiquen dificultad financiera. La provincia, también, se compromete a distribuir los importes que perciba en concepto de amortización e intereses generados por el “Bono de la Nación Argentina para el Consenso Fiscal”.

Uno de los aspectos más polémicos está planteado en la cláusula cuarta, que impone que los municipios y comunas que adhieran “se abstendrán de iniciar procesos administrativos y/o judiciales con base en el régimen de Coparticipación Provincial (…), así como también relativos a fondos específicos, por hechos o normas anteriores a la entrada en vigencia del presente convenio (…)”.

 

La discusión en el recinto

El punto, que anticipaba un fuerte debate, se trató durante la sesión del jueves pasado. Y la discusión se extendió por casi una hora.

Quien arrancó haciendo hizo uso de la palabra fue Gispert tras esperar, sin suerte, que alguno de los ediles defendiera el acuerdo en primer lugar.

“Este convenio que con mucha pompa plantea un Acuerdo Federal Provincia-Municipios tiene dificultades formales y no formales. Y tiene solo la característica de un acuerdo político. No le impacta a la ciudad en nada.

Es una respuesta en términos políticos del gobierno de la provincia hacia el planteo de los presidentes de los intendentes radicales y del PRO, que le reclamaban la justa distribución de la coparticipación”, dijo el referente del Frente Cívico.

Planteó que, “seguramente muchos municipios que viven una situación financiera ahogada lo firmaron a regañadientes” y recordó que en la legislatura “hubo planteos sobre ‘es esto o nada’”.

“Esto no le suma a Carlos Paz, pero sí le resta”, afirmó. Luego de criticar vicios formales, desde su punto de vista, Gispert opinó que, “lo más grave es haber firmado un convenio para debilitar la posibilidad de que los municipios tengan la coparticipación que corresponden”, en alusión a la cláusula cuarta.

“Esto es limitar la autonomía municipal”, refrendó.

Lenci (UCR) se expresó en el mismo sentido. “No podemos exponer a nuestra ciudad a no reclamar nuestros derechos, a no reclamar los fondos que son para los ciudadanos de Carlos Paz. Estamos siendo irresponsables con la aprobación de un pacto que perjudica a la ciudad por caprichos del poder provincial que no respeta la coparticipación como está establecida por ley. Estas maniobras son para apretar a los intendentes de las localidades más pequeñas que no tienen más alternativa que decir sí para pagar los sueldos y poder llevar financiamiento a sus municipios. Pero nosotros estamos en otras condiciones y podemos decir que no y exigirle al gobernador que cumpla con lo que tiene que cumplir”, afirmó.

Tras la sesión, y en declaraciones a la prensa, fue todavía más allá en sus acusaciones: “los jefes municipales o comunales que no son del color político del gobierno provincial fueron presionados para acordar”. Calificó el pacto de “extorsivo” y advirtió que, “vimos cómo se utilizó a un legislador o a un ministro que se dedicaron a llamar a cada intendente para que lo firme bajo la amenaza de quedarse sin nada”.

“La provincia debe coparticipar de manera correcta a los municipios y no retener los más de cinco mil millones de pesos de recursos que son de los vecinos de las distintas ciudades y pueblos cordobeses.

Si la provincia coparticipa como la ley ordena, los municipios podrán reducir la carga tributaria que hoy cae en la economía de sus vecinos y en Carlos Paz somos ejemplo en creación de tasas e impuestos a los contribuyentes”, señaló.

Desde el oficialismo, Bustos salió a cruzar a la oposición. “Están doblando la apuesta en una situación donde se están englobando palabras que hablan de la institucionalidad de la provincia con respecto a caprichos, maniobras y aprietes. En esta situación que está atravesando el país necesitamos no solamente el entendimiento que debe tener la provincia como lo ha tenido el gobernador en la última reunión con el presidente, sino también por parte de los intendentes. Pero también pasa por una cuestión política. Hay intendentes, como el de Córdoba, que está en una neta carrea política y no piensa en los ciudadanos de su ciudad. Y nosotros debemos pensar para quiénes estamos gobernando. Estamos ante una responsabilidad cívica de gobernar para Carlos Paz sin dejar de pensar en el contexto local y provincial”, afirmó.

A su turno, Orce apuntó sin miramientos contra la oposición del gobierno provincial. Sus críticas también alcanzaron a la gestión del presidente Macri. “Es complejo legislar sobre suposiciones que es lo que están haciendo. Después la ola a la que se suben Mestre, todo el Frente Cívico y los radicales es otro tema. Si son esas las formas de posicionarse, háganla, pero acá hay un acuerdo que no leo dónde perjudica a la ciudad”.

“Se han cansado de aprobar todos los jueves fondos que vienen de la provincia y ahora no saben si hay acciones contra la provincia”, se preguntó. De todos modos sostuvo que, “si la hubiera, ahora hay un acuerdo que beneficia a municipios y comunas”.

“Las medidas que ha tomado Macri han perjudicado a todas las provincias. Y este gobierno peronista está arbitrando todos los medios para parar este descalabro monumental que está teniendo este piloto de la tormenta llamado Macri. Les doy un consejo, avisénles a sus líderes que intenten gestionar y resolver esta situación, y que procuren no seguir perjudicando.

Este gobierno provincial gestiona. El peronismo hace eso. Y lo hace bien”, recalcó.

Luego siguió Ruiz para quien, “Carlos Paz pierde con este acuerdo”.

Hizo referencia al acuerdo firmado el año pasado entre el presidente y los gobernadores, a través del cual las provincias ceden coparticiación en los impuestos a las Ganancias y al Cheque, “por lo tanto, se achica la masa coparticipable y es menos lo que reciben los municipios”.

“Para compensar la nación le dio fondos para infraestructura que la provincia no quiere coparticipar con los municipios. Y tenemos ahí un impacto concreto”, precisó.

Fustigó además la cláusula cuarta que implica renunciar a accionar judicialmente contra la provincia. “El municipio quedará bloqueado para reclamar en el futuro a la provincia por normas anteriores, que son las leyes de coparticipación, los acuerdos, etc.

Deberíamos hacer una reserva para no dejar indefenso al municipio. Esto es grave”, consideró. Y puso como ejemplo el Fofindes (Fondo de Financiamiento de Descentralización). “Desde 1983 que el municipio le reclama a la provincia los fondos para el hospital. ¿Vamos a renunciar a reclamar esos fondos?

En el balance 2017 figura el hospital con 141,5 millones de pesos, de los cuales la provincia mandó 40 millones.

Estoy hablando del hospital y la salud, no es una entelequia, no es una cuestión abstracta”, argumentó.

Para Ruiz, “es evidente que este acuerdo fue firmado por dos grupos de intendentes. Los que tienen necesidades reales, que no llegan a fin de mes y deben pedirle a la provincia una ayuda para pagar sueldos, y otro que lo firman por un alineamiento político, porque no hay necesidad”.

“Con este acuerdo en el mejor de los casos Carlos Paz no gana nada, pero sí pierde cediendo la posibilidad de accionar judicialmente hacia el futuro por los fondos específicos del Fofindes y el hospital”, insistió. Sobre el final, invitó al oficialismo a quitar la cláusula cuarta. “Si lo hacen, yo voto el convenio”, aseguró.

La presidenta del cuerpo legislativo también participó del debate y alertó que los argumentos para votar en contra del acuerdo “se caen a pedazos”. Valoró que el convenio “es un instrumento financiero que viene a compensar en parte la quita de subsidios como el fondo sojero, concatenado con el acuerdo firmado entre provincia y nación para reducir el déficit fiscal”.

“Fue ratificado por el 92% de los intendentes y presidentes comunales”, dijo. Y determinó que existen beneficios concretos para la ciudad, como el hecho de que el Fondo de Desarrollo Urbano “pasará a tener carácter no reintegrable”.

En el cierre del debate, la concejala Zacarías realizó una lectura política del debate que tiene que ver con el escenario electoral 2019. “Molesta claramente que nuestro intendente tiene un protagonismo único y ha logrado bajar muchos programas a través de la mesa provincia-municipio”, cerró.

Clausurada la discusión el acuerdo se sometió a votación, y se aprobó por mayoría.

 

Nota correspondiente a la edición n° 532 del semanario La Jornada, del 17 de setiembre de 2018.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here