El Concejo declaró ‘Ciudadano Destacado’ de Villa Carlos Paz al sacerdote Víctor Acha

Publicidad

El Concejo de Representantes ‘Ciudadano Destacado’ de Villa Carlos Paz al padre Víctor Acha, al cumplirse este 15 de setiembre el 501 aniversario de su ordenación.

La iniciativa fue impulsada por la edila Natalia Lenci (UCR) y aprobada por unanimidad en la sesión de este jueves.

 

Antecedentes y argumentos

A los 20 años, luego de pasar por la facultad de medicina, VICTOR SAULO ACHA ingresa al Seminario Mayor de Córdoba. Los últimos cuatro años de su formación vivió y trabajó con un Grupo de Seminaristas y el conocido Padre “Vasco” Irazábal en tres comunidades que comprendían los Barrios Comercial, Villa El Libertador y Mirizzi.

El 14 de septiembre de 1968  Victor Acha es ordenado sacerdote y se instala en la Capilla de Villa El Libertador. Alli se conforma una sólida comunidad  parroquial con mucha gente activa y gran presencia en las múltiples necesidades materiales de la zona: agua corriente, alumbrado, teléfono, escuelas, dispensario entre las más importantes.

Durante esos años y hasta fines de 1965  el Padre Acha compartió su tarea pastoral trabajando la mitad del día como obrero en diversas labores para su sustento. Como muchos otros en Córdoba y el resto del país Acha había optado por trabajar con los sectores pobres y marginados de la sociedad. Esa impronta la mantuvo a lo largo de los años, aunque luego se desempeñó en diversos ambientes sociales.

Esa comunidad y el en particular fueron objeto de una feroz persecución por parte de las fuerzas militares y policiales. 11 allanamientos se dieron en la Parroquia, hasta que en Noviembre de 1975 el cura partió al exilio. Fueron 5 años fuera de Córdoba. Parte de ese tiempo lo empleó en estudiar en Instituto del episcopado latinoamericano en Colombia.

En enero de 1981 es designado por el arzobispo  Primatesta a cargo de la Parroquia San José en Villa Carlos Paz, donde se formó una numerosa comunidad con un particular trabajo con familias y jóvenes y con un estilo de actividades y una orientación siempre abierta a las problemáticas sociales y culturales del lugar y de la Ciudad de Villa Carlos Paz. Obviamos detalles que son conocidos por los vecinos de la Ciudad.

Su especialización en Teología Pastoral Catequística lo llevó a comprometerse en ámbitos educativos, siendo Profesor de Teología Pastoral en el Seminario donde se había formado y en el CEFYT, otro centro de formación teológica para seminaristas de comunidades religiosas. Se desempeño igualmente en responsabilidades en Córdoba y en el país en la conducción de organismos catequpisticos del episcopado y formó parte y fue Rector del Instituto Superior de Catequesis Argentino (ISCA) y vicepresidente de la Sociedad de Catequistas Latinoamericanos (SCALA).

En 2001 se hizo cargo de la Parroquia Ntra Sra. de Fátima en Cosquín y en 2006 pasó a la Pquia. Ntra. Sra. del Valle (conocida como La Cripta) en la Ciudad de Córdoba, sucediendo en esa tarea al Padre Guillermo “Quito” Mariani.

Desde 2011 dejó todo cargo institucional,  y colabora como sacerdote en algunas actividades  de la Parroquia de Tanti y su zona de influencia.

El 15 de Septiembre, a 50 años de la primera Misa que celebró e Villa El libertador celebrará su aniversario en aquella misma Parroquia.

La presencia del Padre Victor Acha en la Parroquia San José de esta Ciudad durante 37 años significó para los muchos integrantes de esa Comunidad en Carlos Paz, San Nicolás y Punta del Agua un acercamiento vivencial y comprometido con el mensaje   Cristiano que se manifestó en compromiso social y cuidado de los más necesitados. Y desde ese núcleo de pensamiento y acción solidarias fluyeron las múltiples aristas del trabajo parroquial de muchísimas personas que, animados por la personalidad estudiosa, crítica, coherente y muy laboriosa del Padre Víctor lograron durante años dotara las prácticas religiosas de una centralidad humanística,con ladinámica de equipos, siempre creativos y direccionados hacia todas las problemáticas que se manifestaban en la sociedad.

Así hubo atención de la infancia en la respuesta generosa y comprometida de los padres en la catequesis familiar, como la simiente de los principios de la buena convivencia.

Se brindó a los púberes, adolescentes y jóvenes, espacios de formación y compromiso con la naturaleza, con el deporte, la diversión y posibilidades de transitar con fortaleza y alegría las problemáticas que cada etapa.

Hubo presencia de miembros de la comunidad en los hogares de ancianosy compañía para los enfermos.

Cabe destacar las propuestas de esta comunidad parroquial para incentivar la reflexión seria sobre todos los temas sociales, políticos, económicos y culturales   con la presencia de expertos y con dinámicas de verdadera participación.

Y como una verdadera Iglesia de puertas abiertas, conducida por un Pastor compañero, hermano y amigo de todos, con verdadero espíritu evangélico de inclusión y respeto se recibió, escuchó e integró al trabajo parroquial a todo el que se acercó y del mismo modo se participó de manera constante y atenta de la vida de  la  Ciudad.

 

Fotos: VillaNos Radio

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here