#Rusia2018 – El arranque del mundial fue una fiesta

Publicidad

El show de apertura comenzó a las 11:30 hora argentina, tan solo media hora antes del inicio del partido entre Rusia y Arabia Saudita. Ronaldo y Robbie Williams animaron la ceremonia inaugural.

La jornada inaugural del Mundial 2018 fue una verdadera fiesta para Rusia, tanto por la breve pero lucida ceremonia inicial como por el posterior triunfo del representativo local, que se impuso por 5 a 0 al seleccionado de Arabia Saudita, dirigido por el argentino Juan Antonio Pizzi, en un partido sin equivalencias que tuvo al misionero Néstor Pitana como árbitro.

Esa presencia histórica de dos argentinos, uno dirigiendo a un equipo extranjero como no ocurría desde Chile 1962 con Adolfo Pedernera conduciendo a Colombia ante Chile, sumado simultáneamente a un árbitro connacional como Pitana, fue lo más atractivo para el público albiceleste en el imponente estadio Luzhniki, colmado con 80.000 espectadores.

Y esa multitud esta vez no se vio agobiada por una fiesta inaugural prolongada, ya que todo duró solamente 20 minutos, el tiempo justo y necesario para que se luciera el cantante inglés Robbie Williams acompañado por la soprano rusa Aída Garifullina.

La pulcritud de la fiesta estuvo dada en que se apeló más al desempeño de estas dos portentosas voces antes que a una coreagrafía majestuosa en la que se suele hacer hincapié en el primer día de cada campeonato del mundo.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here