Oposición acorrala al oficialismo por los proyectos que no se tratan en las comisiones

Publicidad

Los concejales Walter Gispert, Gustavo Molina y Oscar Sequeira (Frente Cívico) y Natalia Lenci (UCR) exigen al oficialismo, a través de las comisiones que preside, que habilite el tratamiento de distintos proyectos que han sido sistemáticamente postergados.

Basan su reclamo en lo que dispone la Carta Orgánica Municipal en su artículo 131, respecto a la obligación que tiene el Concejo de tratar los proyectos que ingresan “en el término de 45 días hábiles administrativos, cuando provengan del departamento Ejecutivo, del propio Cuerpo o del Tribunal de Cuentas y de 90 hábiles administrativos cuando tengan otro origen”.

“En reiteradas oportunidades se ha insistido con el tratamiento en comisión de diferentes puntos”, argumentaron los ediles.

Específicamente, la comunicación está dirigida a las presidentas de las comisiones General, Alejandra Roldán; Interpretación, Reglamentos y Asuntos Institucionales, Mirtha Alessio; Desarrollo Urbano Ambiental, Carla Livelli; Economía y Finanzas, Soledad Zacarías.

“Lo que dispone la Carta Orgánica no se cumple por la sencilla razón de que las presidentas de las comisiones se arrogan para sí la potestad de decidir qué proyectos se tratan y cuáles no, teniendo en cuenta que es el paso que hablita a sacar los despachos”, expresó Molina a VillaNos Radio.

Para el edil del Frente Cívico, en esta postura asumida por el oficialismo “hay una cosa muy jodida que es que no se está cumpliendo con la Carta Orgánica”.

“No es solo eludir la toma de posición sobre diferentes temas, si no que se trata de ausencia de legalidad, esa palabrita que tanto le gusta mencionar al intendente Avilés”, acusó.

Planteó, además, que muchos de esos proyectos postergados “se corresponden a demandas de los vecinos” que se viabilizan, en estos casos, a través de proyectos de concejales opositores.

Consultado sobre cuáles cree que son los motivos para bloquear el tratamiento de estas iniciativas, Molina sostuvo que existe para la gestión Avilés “una necesidad de invisibilizar la producción política del Concejo”.

“Desde hace dos años está invisibilizado y no produce los procesos políticos que históricamente generaban los cuerpos legislativos que tenían mucho peso en la ciudad.

Hay una estrategia de debilitamiento y invisibilidad de lo que pasa acá. Si no fuera por lo que pueden reflejar algunos medios, el Concejo parece que no existe”, concluyó.

El proyecto tomó estado legislativo en la sesión del jueves pasado y, previsiblemente, pasó a comisión para ser analizado.

 

Nota correspondiente a la edición n° 518 del semanario La Jornada, del 11 de junio de 2018.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here