Publicidad

Las intensas lluvias que cayeron en toda la región durante gran parte de la semana pasado llenaron los ríos de la cuenca del lago San Roque.

En este sentido, el río San Antonio registró un pico de creciente de casi cuatro metros, mientras que Los Chorrillos y Cosquín superaron los cinco metros.

Como consecuencia directa el lago luce completamente colmado y, al cierre de esta edición, el agua todavía superaba el nivel del vertedero (35,30 metros), dándole forma a un paisaje poco común para esta época del año.

El viernes, ese registro alcanzó un máximo de 35,95 metros y comenzó a bajar lentamente.

En este contexto se decidió, por el momento, no abrir las válvulas que regulan la cota del embalse.

 

Sin problemas graves

A pesar del diluvio en general no se reportaron inconvenientes graves en Villa Carlos Paz.

Rubén García, director de Seguridad VCP, reconoció que la cantidad de lluvia que cayó en poco tiempo “complicó algunas arterias, atendimos reclamos de ingreso de agua a algunas viviendas en Carlos Paz Sierras y Colinas y hubo un par de árboles caídos pero la situación se normalizó sin mayores inconvenientes”.

Evaluó, además, que los desagües funcionaron correctamente. “Hay algunos sectores en la zona céntrica más problemáticos, Las Heras y Los Artesanos, donde desemboca todo lo que viene de las sierras, pero implementamos un dispositivo para que la situación no afecte a vehículos ni personas. Incluso, en la avenida San Martín frente a la Terminal, donde históricamente se colapsaba, no hemos tenido ningún inconveniente”, dijo el funcionario municipal a VillaNos Radio.

 

Nota correspondiente a la edición n° 514 del semanario La Jornada, del 14 de mayo de 2018.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here