Las Rosas Centro llevó sus reclamos ante el defensor del Pueblo

Publicidad

Integrantes de la comisión del centro vecinal del barrio Las Rosas Centro mantuvieron el martes pasado una reunión con el defensor del Pueblo adjunto, Néstor Matheus, donde plantearon una serie de 25 puntos que constituyen los principales reclamos de los vecinos en torno a la calidad de vida de esta zona de la ciudad.

“Habíamos presentado a principios de marzo una nota al municipio, los concejales y el defensor del Pueblo con más de 25 puntos que venimos reclamando. Hemos tenido respuesta únicamente del defensor del Pueblo”, explicó a VillaNos Radio Antonella Quaranta, presidenta del centro vecinal.

“Fue favorable la reunión. Tenemos que establecer prioridades y reclamos para que desde la defensoría presenten en el municipio y ver qué se puede hacer”, añadió. Una de los temas que más preocupa a los vecinalistas es poder incorporarse al plan de regularización de planos para los centros vecinales anunciado por el secretario de Calidad Institucional, Cultos, Participación Vecinal y Juventud, Darío Zeino.

El centro vecinal de Las Rosas Centro está adeudando únicamente los pagos en la Caja de Jubilaciones para el arquitecto que desarrolló la obra. “Nos dijeron que no íbamos a entrar en el plan, porque en nuestro caso el tema ya lo tenemos avanzado”, sentenció Quaranta.

El compromiso que asumió la defensoría fue trasladar las demandas de los vecinos al municipio e interiorizarse sobre las gestiones realizadas por el ejecutivo municipal, para poder hacer un seguimiento del problema y cruzar información.

“El municipio tendría que responderle al defensor del Pueblo en un plazo de sesenta días. Nosotros hemos presentado notas, pero no tuvimos respuestas. Sin ir más lejos, el lunes presentamos una nota a Zeino para que nos explique por qué quedaríamos afuera del plan de regularización de los planos”, explicó la presidenta.

El servicio de gas natural, el alumbrado público y el estado de las calles son algunas de las principales preocupaciones y demandas de los vecinos. “Hay un transformador en Juncal y Av. Cárcano que se rompe frecuentemente y deja a la mitad del barrio sin luz”, denunció.

Asimismo, también es una queja frecuente la limpieza de las bocas de desagües en la Av. Cárcano y la habilitación de talleres de automóviles en una zona residencial. Quaranta relató que antes de las inundaciones de comercios en la avenida los mismos vecinos anticiparon la situación y a pesar de que lo plantearon en el municipio “no hicieron nada”. Después, la municipalidad decidió abrir el cantero central y las bocas de desagües para permitir que el agua corra.  “En esos primeros meses venían a limpiar los desagües, ahora no, pero medianamente estuvo solucionado”, especificó.

El descontento de los vecinos se profundiza ante la ausencia de soluciones de parte de la municipalidad. Algunos consideran realizar un corte en la Av. Cárcano como medida de fuerza.

“Sentimos que es un barrio abandonado. Así que vamos a presentar la carpeta con todos los reclamos. Es una cantidad terrible, por lo que nos va a llevar unos días acomodar la información”, sentenció.

 

Nota correspondiente a la edición n° 510 del semanario La Jornada, del 16 de abril de 2018.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here