Publicidad

La secretaria Legislativa Alicia Osorio designó al abogado Alejandro Pérez Moreno para que la represente en la denuncia que formuló por “violencia verbal” contra los concejales Walter Gispert y Gustavo Molina.

Los ediles, por su parte, rechazaron tajantemente la acusación y ya realizaron un primer descargo ante la justicia.

“Niego absolutamente los hechos y me he puesto a disposición de la justicia”, dijo Gispert a La Jornada. Y confirmó que, “ya presentamos un descargo”.

“Es mentira y nos vamos a defender”, aseguró y evitó especular sobre los motivos de la denuncia en este momento, cuando los hechos supuestamente ocurrieron entre 2015 y 2016, cuando él se desempeñaba como presidente del Concejo de Representantes.

 

Violencia verbal

En declaraciones a diferentes medios, este mediodía el abogado Alejandro Pérez Moreno se presentó como el patrocinante de Osorio, a los fines de continuar formalmente con la denuncia que la funcionaria realizó en primera instancia por su cuenta.

El letrado confirmó que lo que denunció Osorio es “violencia verbal” cuando Gispert era presidente, entre 2015 y 2016.

“Hicimos la presentación y esperamos que prontamente la justicia pueda verificar los hechos que se denuncian. Hemos presentado una decena de testigos y certificados médicos que dan cuenta de su estado de salud físico y siquiátrico, que serían en virtud de estas violencias que vendría sufriendo”, precisó.

Por otra parte, relató que, “en virtud de esta propuesta de testigos y análisis de la prueba a incorporar, conozco a una persona, Norma Flores, y cuando me pongo a hablar con ellas que prestaba funciones en el Concejo en el área de maestranza, me manifestó su voluntad de hacer una presentación contra Gispert por los mismos motivos”. Esto es, “un maltrato que la condujo a pedir carpetas siquiátricas que la llevaron a estar hasta seis meses tirada en la cama”.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

1 COMMENT

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here