El defensor del Pueblo escuchó el reclamo de Concientizar para Prevenir por la falta de aplicación de la ‘alcoholemia cero’

Publicidad

El pasado 1 de marzo, integrantes de Concientizar para Prevenir (CPP) fueron recibidos por el defensor del Pueblo, Daniel Mowszet, y el Adjunto, Néstor Matheus.

En ese marco, la ONG preventista planteó su reclamo por la falta de aplicación de la ley provincial de ‘Alcoholemia Cero’ en Villa Carlos Paz, a pesar de que el Concejo de Representantes aprobó su adhesión, por unanimidad, en marzo de 2014.

Sumado a ello se le explicó a Mowszet lo actuado al respecto por el ombudsman anterior (Alejandro Luchessi) y que nunca obtuvo respuesta.

Según informó CPP, el defensor del Pueblo acordó con que para conducir debe ser alcoholemia 0. Además, adelantó que solicitará un informe respecto a la discrepancia que existe con las normas de control de alcoholemia.

Cabe recordar que, a nivel local, el límite vigente para conducir automóviles es de 0,4 g/l de alcohol en sangre, mientras que para la normativa provincial es cero y para la nacional 0,5 g/l.

Por otro lado, la ONG también informó al defensor del Pueblo sobre la necesidad de que los controles de alcoholemia a los conductores no se realicen siempre en el mismo lugar y solo los fines de semana, sino que sean aleatorios, en distintos lugares y cualquier día.

 

Otros temas

A lo largo del encuentro, Concientizar para Prevenir insistió con su proyecto para modificar la ordenanza de espectáculos públicos a los fines de prohibir el ingreso a boliches bailables de menores entre 16 y 17 años a trasnoche donde se expenden bebidas alcohólicas.

“El defensor del Pueblo coincidió totalmente con lo solicitado (…) Y también pedirá información sobre el horario de cierre de boliches y si se están realizando los controles en el ingreso”, señaló la ONG en una gacetilla.

Asimismo manifestó su preocupación por la nueva modalidad de festejo que llevan a cabo estudiantes secundarios de los 6° años denominada UPD (Último Primer Día).

En esta línea, se comentó lo ocurrido el año anterior en ocasión de las despedidas de los 5º años a los 6º años donde el área de Inspectoría General conjuntamente con la Casa de la Juventud realizaron controles de alcoholemia al ingreso de las mismas, dejando pasar a jóvenes menores de edad con una graduación alcohólica de hasta 0.4 g/l.

“El defensor del Pueblo estuvo de acuerdo con la posición de la ONG en que la medición de control a un menor de edad siempre debe ser 0.0 g/l de alcohol en sangre. Asimismo manifestó su sorpresa pues desconocía este hecho”, detalla el comunicado.

Al término de la reunión Mowszet manifestó que se ponía a disposición por cualquier otro tema que la ONG desee plantear. Los representantes de CPP, en tanto, agradecieron el gesto señalando que en otra oportunidad se dará tratamiento a problemáticas relacionadas a la seguridad vial de la ciudad.

 

Nota correspondiente a la edición n° 505 del semanario La Jornada, del 12 de marzo de 2018.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here