Costa Azul Sur se volvió “invivible”

Publicidad

La sucesión de problemas que atraviesa el residencial barrio Costa Azul Sur de Villa Carlos Paz –y la falta de soluciones- lo han transformado en “invivible”.

Así lo calificó la presidenta del centro vecinal, Liliana Picatto, quien responsabilizó directamente a la gestión municipal que encabeza el intendente Esteban Avilés.

Uno de los inconvenientes más serios tiene que ver con el tránsito. En especial por la calle Rosario, que atraviesa el barrio longitudinalmente. “Lamentablemente no se logra resolver y hemos tomado la determinación de poner un cartel para advertir a los que pasan por ahí que el tránsito es peligroso”, dijo Picatto a VillaNos Radio.

El origen del mal se relaciona con la inconclusa obra de la colectora de la avenida San Martín.

“Faltan 200 metros desde el hotel Las Lajas hasta Séneca. El año pasado el municipio comenzó con los trabajos pero solo se hizo el cordón cuneta, y la calle está llena de yuyos de hasta dos metros de alto. Nos dijeron que no había partida presupuestaria para terminar”, afirmó.

En este punto, recordó que desde el centro vecinal acercaron al municipio en 2015 una propuesta que incluía el proyecto técnico desarrollado por ingenieros que viven en el barrio, y también la cuestión del financiamiento económico resuelta, ya que uno de los vecinos (Roberto Giordano) se hacía cargo del costo de la obra.

“Les llevamos todo y aunque dijeron que les parecía interesante, no lo aceptaron. Pero tampoco hizo las obras el municipio. Ahora dicen que no hay plata, pero por otro lado hablan de que tienen mucha plata en el banco. Esto es una necesidad, hay vecinos muy impactados”, reclamó la dirigente vecinal.

Aunque la problemática se agrava en verano ya que el municipio direcciona el flujo vehicular por Sáenz Peña y Rosario para descomprimir la avenida San Martín, en temporada baja los inconvenientes no cesan, con el tránsito de los colectivos de gran porte y camiones de carga.

“No hay planificación, señalización ni control. El barrio es invivible y está colapsado. Si se respetaran las ordenanzas estaríamos bien, pero la sensación es que no hay voluntad política de solucionarnos los problemas”, acusó.

Consultada sobre los motivos de esta supuesta “falta de voluntad política”, Picatto la atribuyó a que Avilés “pone la política en el medio cuando piensa que sos de otro partido”.

“Me ha dicho que somos de otro partido y no nos escucha por eso”, insistió.

Consideró que esta actitud es “caprichosa” y configura “abuso de poder”.

“Está afectando la calidad de vida de los vecinos y algunos están con carpetas médicas muy serias. Eso lo saben los funcionarios que han admitido que es gravísimo. El nuevo defensor del Pueblo (Daniel Mowszet) también nos ha recibido y ha escuchado nuestra problemática. ¿Y? Seguimos sin respuestas”, concluyó.

 

Nota correspondiente a la edición n° 505 del semanario La Jornada, del 12 de marzo de 2018.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here