El INADI rechazó los dichos ‘ofensivos’ de Caserta tras el premio a Flor de la Ve y el conductor fue escrachado en su casa

Publicidad

Los dichos del conductor radial Claudio Caserta, sobre el Premio Carlos 2018 a la Figura Destacada Femenina que ganó Florencia de la Ve, trascendieron las fronteras de Villa Carlos Paz y el escándalo tiene alcance nacional.

A tal punto que el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) emitió un comunicado rechazando sus expresiones. El propietario de la FM Cien, además, fue ‘escrachado’ en su vivienda por grupo de jóvenes, algunos integrantes del elenco de una obra de transformismo. La Asociación Civil Devenir Diverse también repudió las declaraciones que consideró “discriminatorias”.

“Elegir a un trava como figura destacada femenina, discúlpenme ustedes, pero están enfermos de la cabeza (…) Sinceramente, no lo digo de malo. ¡No es mujer! ¡Tienen que respetar a la mujer, carajo! Como puede ser que un trava sea más importante que una mujer. Y las mujeres encima no hacen nada, lo toman con gracia. Le están cagando los clientes, los premios. Les cagan todo estos resentidos enfermos que son los travas, los homosexuales”, afirmó Caserta.

 

La posición del INADI

El INADI rechazó a través de un comunicado las expresiones públicas del locutor y conductor radial Claudio Caserta “que resultaron ofensivas hacia las personas, sea cual fuere su identidad de género. Se advierte además que estas manifestaciones adquieren otra dimensión e impacto cuando son difundidas en los medios de comunicación masivos y se invita a los comunicadores a tomar conciencia de su responsabilidad frente al micrófono”.

“Este Instituto como organismo del Estado competente en la materia, continúa con su labor y esfuerzo para concientizar, fomentar y propender a la igualdad, reconocimiento y sensibilización plena de los principios y derechos reconocidos en la ley antidiscriminatoria.

En ese sentido, el INADI se comunicó hoy con Caserta y se puso a su disposición para ofrecerle información y capacitación en relación a temas de diversidad sexual.

El Observatorio de Radio y TV del INADI emitió además un informe técnico en relación a sus dichos, emitidos en su programa de la FM 100 Carlos Paz / Prov. de Córdoba.

Asimismo se precisa que uno de los reclamos más frecuentes que se reciben en el Observatorio de la Discriminación en Radio y Televisión es acerca de comunicadores que opinan públicamente sobre la identidad sexual de las personas.

Este tipo de manifestaciones encierran un propósito difamatorio que se traduce en expresiones que incitan o podrían, entre otras consecuencias, generar la antipatía o el rencor hacia los integrantes de un colectivo que ha sido históricamente vulnerado. Este tipo de comentarios contradicen y desconocen procesos de apertura e inclusión que la sociedad argentina viene transitando en su conjunto.

Desde el INADI nos posicionamos desde la concepción que rescata el significado profundo de la diversidad al mismo tiempo que incorpora la igualdad en términos de derechos”, expresa el documento.

 

Repudio de Devenir Diverse

Por su parte, la Asociación Civil Devenir Diverse repudió “enfáticamente las declaraciones discriminatorias de Claudio Caserta, locutor y dueño de la radio FM 100 de Villa Carlos Paz, Provincia de Córdoba”.

“Refiriéndose al Premio Carlos otorgado a la actriz Flor de la V en la categoría Figura Destacada Femenina, se preguntó “cómo puede ser que un trava sea más importante que una mujer”. Además, afirmó que (siempre en masculino y con tono despectivo) que “un trava” o “un travesti” “no es mujer”, y calificó a “los travas o los homosexuales” de “resentidos enfermos” por “cagarle” “los clientes” y “los premios” a “las mujeres”.

Con estas afirmaciones discriminatorias y llenas de odio el señor Caserta viola la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual que establece entre los objetivos de los servicios de comunicación audiovisual y los contenidos de sus emisiones “promover la protección y salvaguarda de la igualdad entre hombres y mujeres, y el tratamiento plural, igualitario y no estereotipado, evitando toda discriminación por género u orientación sexual” (art. 3 inc. m).

Asimismo, viola la Ley 26.743 de Identidad de Género que reconoce el derecho de toda persona “al reconocimiento de su identidad de género” y “a ser tratada de acuerdo a su identidad de género”.

Reclamamos públicamente que el señor Caserta se rectifique, disculpe y repare los daños ocasionados hacia el conjunto de las mujeres trans de la República Argentina.

Finalmente, llamamos la atención sobre la inacción de las autoridades locales y nacionales del Instituto Nacional Contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) y del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) frente a este y otros atropellos, atendiendo a que son los organismos del Estado que deberían velar por la protección de nuestros derechos en este campo.

Resulta llamativo que desde que asumiera el Gobierno de Cambiemos estos organismos, que atravesaron transformaciones orgánicas, recortes presupuestarios y reducción de su planta, hayan también dejado de actuar de oficio cuando se vulneran nuestros derechos. Exigimos al Gobierno de Mauricio Macri y a las autoridades correspondientes que dejen de proteger a quienes discriminan y cumplan con la Ley en defensa de los grupos vulnerados por la discriminación”, sostiene el comunicado.

 

El descargo

Ante la dimensión que cobró el escándalo, el conductor se defendió e insistió con que “el premio está mal dado”.

En este sentido, en diálogo con Infama, Caserta se respaldó en haber sido conductor durante tres años de la entrega de Premios Carlos para poder criticar la categoría en la que fue nominada Florencia de la V.

“Yo lo que digo es que el premio está mal dado. No la veo como mujer. La veo como un hombre vestido de mujer”, sostuvo el locutor. “La respeto pero para nosotros es un travesti. Por ahí uno es viejo y no entiendo esto. Yo sé que está cambiando todo. Los premios, para mí, fueron mal dados”, subrayó.

Por otro lado, y en el marco del escrache que sufrió en su vivienda, el locutor fue interpelado por un grupo de jóvenes sobre sus dichos y en su defensa aseguró tener “amigos homosexuales que son buena gente”.

Después de un tenso intercambio, terminó pidiendo disculpas. “Si los ofendí, les pido disculpas”, expresó, intentando calmar los ánimos.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here