Publicidad
Las múltiples colas en cajeros automáticos bancarios en las principales zonas turísticas de la provincia de Córdoba conforman imágenes repetidas de todos los veranos.

Aquello refiere que la utilización del dinero efectivo durante la temporada es muy importante. “Eso es una tentación para los ladrones. Pero también la muestra de que es necesario que se multiplique el uso del dinero plástico” grafica Raúl Ferro.

El titular de la Asociación Bancaria Córdoba afirma que respecto a los cajeros “la situación mejoró”. El argumento central es que “se desreguló la entrega de dinero”, que ya se puede retirar en supermercados, farmacias y sistemas de pago de impuestos.

Sin embargo, el hecho “sigue siendo un problema”. En diálogo con radio Universidad, Ferro sentenció: “Es normal que entrás a Córdoba y te dicen que no anda el sistema para pagar con débito. Hace falta construir una cadena de lealtades y honestidades, tanto para instalar los posnet como para que los comercios puedan blanquear sus ventas ante la AFIP y también el pago sea rápido y en forma”.

En su descripción, el sindicalista estimó en “1200” los puestos y cajeros que solamente cuenta el Banco de Córdoba, a los que también aporta el Banco Nación. “Hace falta que la banca privada aporte y haga una inversión real, por ejemplo, con cajeros móviles” concluyó. 

 
Cba24n
Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here