Publicidad

Las cámaras de comercio y el gremio de lxs mercantiles acordaron este lunes activar la cláusula gatillo establecida en el último convenio paritario. De esta manera, el sueldo de lxs trabajadorxs mercantiles aumentará 6% en forma adicional a lo firmado, en tres cuotas de 2% en enero, febrero y marzo.

El acuerdo paritario se firmó en marzo del año pasado y debe regir hasta el 31 de marzo próximo. Contemplaba 10% no remunerativo para el período que fue de abril a junio -que se hizo remunerativo en julio-, y 10% no remunerativo desde julio en adelante. Así, la paritaria 2017 de los mercantiles alcanzó 26% por ciento.

El básico de un empleado de comercio hoy está en 20 mil pesos. El 6% adicional conseguido es remunerativo, se calculará sobre los salarios de abril de 2017 y se aplicará sobre los básicos de convenio que se renegociarán en abril 2018, en la nueva paritaria.

En este sentido, el secretario General del Centro de Empleados de Comercio de Villa Carlos Paz, Carlos Orso, sostuvo que la pauta salarial del 15% que el gobierno de Cambiemos pretende definir está por debajo de las expectativas. “No acordamos con esa evaluación”, dijo.

Además, se refirió a la reforma laboral cuyo debate ha sido postergado hasta el mes de marzo. Orso la definió como “una reforma light” y señaló que “lo que la gente reclama para blanquear a su personal son los aportes patronales”.

“Una de las cosas más importantes es bajar esos impuestos que está pagando para tener un empleado”, dijo.

Vale mencionar que desde amplios sectores del movimiento obre se viene advirtiendo que el proyecto de reforma laboral es una reforma “pro mercado” que pretende avanzar sobre los derechos de los trabajadores y reducir costos laborales.

“Al igual que durante la última dictadura militar y el menemismo, se busca flexibilizar el mercado de trabajo, y se visualiza al derecho laboral protector de los trabajadores como un factor ‘distorsivo’ que debe eliminarse.

“Si bien se afirma que la reforma favorecerá la creación de puestos de trabajo, los efectos son más bien los contrarios ya que se facilitarán y reducirán los costos de despido. Así, es improbable que la transferencia de ingresos desde el trabajo al capital redunde en mayores empleos, del mismo modo que las reformas laborales de los noventa, con lineamientos similares, fueron contemporáneas a una mayor desocupación”, advierte el informe del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina de la CTA de los trabajadores.

“Nosotros hablamos de ‘reforma light’’ porque decimos que lo que debería hacer el gobierno es que el empresario pueda tener más ventas, más trabajo para darle la posibilidad de tener empleados y tenerlos bien”, dijo Orso.

El dirigente también se refirió a la problemática del trabajo no registrado. Dijo que a nivel nacional el 40% de los empleados de comercio se encuentran en la informalidad. En el caso de Villa Carlos Paz muchos son jóvenes que recién ingresan al mercado laboral. En este sentido, el dirigente sostuvo que “la AFIP tiene que hacer más controles para que se blanquee a la gente”.

Destacó que desde el 21 de diciembre el Ministerio de Trabajo de la provincia junto al Centro de Empleados de Comercio viene haciendo controles. “Sabemos que también se hicieron controles en Jesús María, Cosquín y en otras ciudades importantes. Enhorabuena que se hagan los controles, porque sabemos que en el verano hay algunos ‘negocios golondrina’, pero los contadores indican que deben blanquear a su gente en enero y febrero, porque es cuando más inspecciones hay”.

En esa línea sostuvo que “el principal problema se empieza a dar a fines de febrero o marzo”, hacia el final de la temporada.

 
VillaNos Radio
Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here