Publicidad

Un adolescente de 15 años se cayó y sufrió una fractura en el tobillo mientras practicaba con su patineta en el SkateBikePark VCP que funciona sobre la costanera del lago San Roque, detrás de la Sala de Convenciones de barrio Santa Rita. El hecho (el más grave y el último de una serie que vienen ocurriendo desde la inauguración del espacio, en diciembre pasado) tuvo lugar el pasado miércoles por la noche y disparó el debate sobre la falta de controles por parte del municipio para ordenar el uso de la pista, teniendo en cuenta que allí se pueden practicar disciplinas tales como BMX, skateboard, rollerblade y scooter, entre otras.

El concejal Gustavo Molina (Frente Cívico) había presentado horas antes del accidente un proyecto proponiendo que el municipio de Villa Carlos Paz establezca horarios de uso con supervisión permanente en el SkateBikePark.

“Ya que la municipalidad está impulsando una actividad de riesgo extremo, pedimos que también se garantice la máxima seguridad posible”, expresó el edil a VillaNos Radio. Tras detallar que en el predio conviven bicicletas, monopatines y skates, “debería haber una persona que esté cuidando, porque incluso la pista se puede saturar”. Y en este sentido dijo que no está establecida la cantidad de personas que pueden estar al mismo tiempo.

En los considerandos del proyecto de resolución, Molina hace referencia a la cartelería ubicada en el ingreso, donde se deslinda al municipio de las responsabilidades inherentes a la utilización de este espacio público, responsabilizando a los usuarios por cualquier inconveniente. En este sentido, el texto plantea que el reglamento “es tácitamente aceptado por toda persona que ingrese y/o de cualquier modo utilice el SkateBikePark VCP”.

Según ese reglamento, “el ingreso y/o utilización del SkateBikePark VCP implicará que ni el usuario, ni ninguno de sus herederos, representantes personales o legales, o miembros de su familia iniciarán o permitirán que se inicien acciones legales o reclamos ya sea por lesiones físicas o muerte que puedan resultar del desarrollo, o en ocasión de las actividades desarrolladas en el SkateBikePark VCP. El ingreso y/o utilización del SkateBikePark VCP implicará la liberación y deslinde de responsabilidad civil”.

Sobre esto, el edil plantea en el proyecto de resolución que el intendente explique “cuál es el instrumento legal que acredita lo estipulado en el reglamento de uso”.

“Con ese instrumento se están legislando disposiciones sobre el espacio público y debería haber pasado por el Concejo, pero por aquí no ha pasado nada”, alertó.

Además pide, “demarcar con límites físicos (como rejas o similar) el predio  por razones de preservación edilicia y de seguridad de los usuarios”.

Por último, reclama que se destinen “horarios de uso que se adecuarán a la posibilidad de supervisión permanente de personal municipal, encargado de la limpieza, seguridad y cumplimiento del reglamento y el buen uso del espacio deportivo”.

“Para garantizar la seguridad de los usuarios es necesario brindar un marco normativo a los fines de regular condiciones de seguridad, protección y fomento de dicha actividad”, subrayó Molina.

La iniciativa tomó estado legislativo en la sesión del viernes y pasó a la comisión de Turismo, Cultura y Deportes para ser debatida.

 

Para el defensor del Pueblo, “el municipio es responsable de los accidentes que puedan ocurrir”

El defensor del Pueblo de Villa Carlos Paz, Daniel Mowszet, se sumó al pedido de controles en el SkateBikePark VCP, “debido a los accidentes que se han dado en la pista”, en la misma línea del proyecto presentado por el concejal Gustavo Molina.

En una nota enviada a la dirección de Deportes, Mowszet hizo hincapié en que, “más allá del deslinde de responsabilidades que se aclara en el cartel de ingreso, el municipio es responsable de los accidentes que puedan ocurrir y debe garantizar la seguridad de aquellos que concurren”.

Planteó, al mismo tiempo, que “no existen controles profesionales ni de personal municipal” para verificar que se cumplan los “parámetros obligatorios de protección” y que los menores de 18 años estén acompañados por un tutor.

En este sentido, relató que a través de distintos videos se puede observar que la pista es utilizada sin casco ni rodillera y por jóvenes “visiblemente menores de edad sin presencia adulta acompañante y sin que se advierta ningún representante del Estado”.

Por eso, propone que se asigne personal municipal para controlar el cumplimiento de las medidas de seguridad por parte de los que asisten, y que la pista solo se habilite la pista en horarios en que se pueda garantizar dicho control.

 

Rechazo

En las redes sociales, los adolescentes y jóvenes que utilizan la pista explotaron con comentarios rechazando los controles, especialmente la posibilidad de que no esté abierta las 24 horas.

Además, consideraron que los golpes y lesiones son “normales” en la práctica de estos deportes, por lo que minimizaron la preocupación por el uso de la pista.

 

Nota correspondiente a la edición n° 496 del semanario La Jornada, del 08 de enero de 2017.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here