Publicidad

Siguen las repercusiones en torno a las medidas de seguridad que deberían tenerse en cuenta en el SkateBikePark. Tras el accidente de un chico de 15 años que se fracturó el tobillo, el defensor del Pueblo Daniel Mowzset envió una nota a la dirección de Deporte donde hizo hincapié en que “más allá del deslinde de responsabilidades que se aclara en el cartel de ingreso, el municipio es responsable de los accidentes que puedan ocurrir y debe garantizar la seguridad de aquellos que concurren”.

Planteó, al mismo tiempo, que “no existen controles profesionales ni de personal municipal” para verificar que se cumplan los “parámetros obligatorios de protección” y que los menores de 18 años estén acompañados por un tutor.

En este sentido, relató que a través de distintos videos se puede observar que la pista es utilizada sin casco ni rodillera y por jóvenes “visiblemente menores de edad sin presencia adulta acompañante y sin que se advierta ningún representante del Estado”.

Por eso, propone que se asigne personal municipal para controlar el cumplimiento de las medidas de seguridad por parte de los que asisten, y que la pista solo se habilite la pista en horarios en que se pueda garantizar dicho control.

En la misma línea se había expresado días antes el concejal del Frente Cívico, Gustavo Molina, quien a través de un proyecto de resolución donde también solicita saber cuál es el instrumento legal a través del cual el municipio deslinda responsabilidades (civiles y penales) en caso de ocurrir un accidente.

Desde la Asociación Cordobesa de Skateboarding, en tanto, consideraron que “siempre es bueno que haya alguien, pero también se trata de sentido común”. En este sentido, Nicolás Pereyra, integrante de la Asociación y profesor de skate en el Parque Sarmiento enfatizó en que lxs padres y madres tienen un rol clave en enseñarle a sus hijxs a cuidarse.

Remarcó que el uso del casco, rodillera y codera son los elementos básicos de seguridad. “Los padres son los primeros formados para que un niño o un joven tome los primeros recaudos”, expresó a VillaNos Radio. 

“Este es un deporte alternativo y algunos lo definen ‘de extremo’ también. Uno corre un riesgo a la hora de subirse a una tabla o a una bici. El riesgo lo elige cada uno a la hora de llevarlo a la práctica. Como Asociación, si sos un iniciado en la práctica, tenes que usar el casco”, remarcó.

Sostuvo que en las pistas de skate que hay en otras ciudades de Córdoba, lo que se utiliza es un reglamento que está ubicado en el perímetro exterior. En este sentido, Pereyra insistió en que “todo está circunscripto a un acto de conciencia en el uso”.

Consultado sobre si existen reglamentos donde también se defina la cantidad de usuarios que al mismo tiempo puedan usar la pista, Pereyra respondió: “El espacio se autorregula a partir de lo que cada uno sabe que necesita para practicar. Se espera el turno para usar el espacio y hacer un truco.

“No vas a saltar al lado o cerca de alguien por miedo a que se te vaya la tabla y te golpees sin querer. Es lo que cada uno considere necesario dentro de su espacio para la práctica. La pista es bastante grande. Tiene partes altas y bajas. Parte para principiantes y parte para expertos. Es a criterio de cada uno”.

“Hay que crear buenas costumbres. Es una cuestión cultural”, dijo y destacó que en la comunidad de skaters se desarrolla “una fraternidad”. “Aprendemos a cuidarnos entre todos”, subrayó.

 
VillaNos Radio
Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here