Publicidad

El Concejo de Representantes aprobó por mayoría el Presupuesto y la Tarifaria 2018 en la sesión del 21 de diciembre pasado. A los votos del avilesismo (Alessio, Zacarías, Bustos, Livelli, Roldán) se sumaron los de Orce (UPC) y Ruiz (GEN).

Vale recordar que el Presupuesto estima un gasto de 1.247.252.060 pesos, lo que representa un 32,5% más que el aprobado en diciembre de 2016 para este año ($ 941.453.907). En tanto que para las tasas municipales el incremento promedio es del 23,9%.

El debate por tema presupuesto se extendió casi tres horas. Prácticamente tomaron la palabra todos los ediles, salvo el concejal Marcelo Cuevas que sigue siendo uno de ediles con menor participación en los debates parlamentarios.

En su calidad de presidenta de la comisión de Economía y Financias, la concejala Zacarías fue la portavoz de la defensa de la aprobación del proyecto. “Este es un presupuesto conservador –dijo Zacarías-. Se estima que el año que viene (2018) continuará la suba de precios, pero a un ritmo más moderado”, evaluó y como argumento citó el relevamiento del REM (Relevamiento de Expectativas de Mercado, realizado por el Banco Central) que espera una inflación del 12,3% para los próximos 12 meses; y del CIF (Centro de Investigación de Finanzas, publicado en noviembre de 2017) en el cual se detalla que las expectativas de inflación promedio para el interior del país es del 23,5%, mientras que a nivel nacional es del 24,5%.

“Es el mejor presupuesto que hemos definido en años”, remarcó.

Mencionó, además, las modificaciones hechas al proyecto, tomando planteos de los concejales opositores. En esa línea, expuso la asignación de una partida de 189 mil pesos para el funcionamiento del Consejo Asesor de Políticas de Género y de 800 mil pesos para el desarrollo del Plan Terrenos Para tu Vivienda II que planteó el concejal Omar Ruiz.

También se refirió al cambio que planteó Orce en torno a la obra de agua para Villa del Lago. En lugar de desarrollar el diseño de la toma subálvea que se hará en el arroyo Los Chorrillos, se concretará la obra para lo cual se destinó una partida de 1,5 millones de pesos.

Orce argumentó su voto a favor de la aprobación diciendo que valoraba que el oficialismo haya tenido en cuenta sus observaciones. Y en su intervención envió un mensaje muy directo a los concejales de la oposición: “En su momento yo plantee la importancia de estas obras para el sector. Y dije que acompañaba el proyecto en caso de que así fuera. Y lo voy a hacer, porque yo sí tengo palabra, y no hace falta que anden mensajeando a espacios al que pertenezco, con respecto a si apruebo o no el presupuesto”, dijo y dirigió una mirada fulminante al concejal Gispert.

“A mí me preocupa que los vecinos de Villa del Lago sigan recibiendo agua con bichos. Lo que a mí me determina es la realidad de los vecinos. Nuestro rol como concejales es representar a los ciudadanos”, exclamó.

La concejala radical Natalia Lenci, tuvo varias intervenciones donde expuso las razones de su negativa a aprobar la ordenanza. En principio, señaló que se están aumentando en un 50% los límites de montos de compras y contratación directa, lo que acrecienta la discrecionalidad de los funcionarios. “Ese porcentaje está muy por encima de la inflación estimada. Es abusivo y discrecional”, planteó.

También se refirió al presupuesto asignado para el funcionamiento de la Defensoría del Pueblo. Dijo que como a partir del 2 de enero asumió un defensor “afín al gobierno” se dotó al organismo de más presupuesto, sobre todo para personal.

En la misma línea se quejó del gasto excesivo en publicidad y propaganda. Del contenido de ítems con ese título, sumado a lo que figura bajo la categoría de publicaciones da como resultado que 38,5 millones de pesos se van en gastos publicitarios.

Teniendo en cuenta ese dato, lo comparó con lo asignado para el funcionamiento de la Casa de la Mujer (1,8 millones) o lo destinado a programas de cobertura para la infancia (2 millones). “Esto no puede ser así. Son cuestiones que no son lógicas”, expresó.

Por su parte, el concejal Omar Ruiz votó a favor de la aprobación del Presupuesto, no sin antes plantear una serie de modificaciones que fueron sometidas a votación y no contaron con los votos suficientes. Los cambios fueron: que el Ejecutivo publique la ejecución presupuestaria a los 10 días después de cada cierre mensual; que se desagregue con el mayor detalle posible la información sobre las cuentas de afectación especifica; y que se elimine el ítem de la subsecretaría de Agua y Saneamiento, ya que tiene partida cero.

Todas estas mociones solo contaron con cinco votos: las del interbloque Cambiemos (FC-UCR) y el del propio Ruiz. Llamativamente Orce tampoco acompañó estas modificaciones.

En otro pasaje de su intervención, Ruiz se detuvo también en el gasto en publicidad y propaganda. Y allí habló de la deuda que el municipio mantiene con algunos medios de comunicación a los que se le ha contratado espacios publicitarios y aun no se les ha abonado por ello. Particularmente se refirió a la situación de Radio Cyber y del semanario La Jornada.

“Yo voy a acompañar las partidas en publicidad, pero también quiero ser claro y decir que es de buen republicano pagar todo. Me guste o no el medio, porque no es plata del intendente ni de los concejales. Un buen republicano administra bien la plata para todos.

El intendente ya tiene una discrecionalidad respecto a los montos que paga. Pero me parece que no es bueno para la salud de la república de este municipio y de Villa Carlos Paz que quede instalado que hay una suerte de discriminación cuando un medio tiene una línea editorial distinta de los políticos de turno”, expresó.

Las intervenciones del concejal Gispert, por su parte, giraron en torno a las partidas de personal. Detalló que el 80% de esos fondos se destinan en becas y resaltó que, “lo que hay que hacer es pasar esas personas a contrato”. “Lo que van a hacer es contratar más becados”, expresó.

Hizo un detalle de las partidas subejecutadas y de las que no tuvieron ninguna ejecución. Una de ellas es la implementación de energías renovables, para lo cual en 2017 se había asignado una partida de 5 millones. “No se ejecutó nada de eso. Está claro que no le dan importancia y que esto no está en la agenda del intendente”, dijo.

En la misma línea remarcó que del presupuesto del Aula Ambiental sólo se ejecutó un 7,57%. “Este gobierno no tiene interés en el desarrollo de políticas ambientales”, subrayó.

 

El presupuesto, con los cambios aprobados

El proyecto aprobado en segunda lectura tuvo cambios. A la defensoría del Pueblo se le redujo en un millón de pesos su presupuesto y a la secretaría de Desarrollo Urbano Ambiental, en 750 mil pesos. Ese dinero se destinó a la secretaría de Salud. Así quedaron las partidas finales.

Secretaría de Desarrollo Urbano Ambiental: $ 473.370.193

Secretaría de Salud Pública: $ 188.129.046

Secretaría de Economía y Finanzas: $ 102.627.300

Secretaría de Gobierno: $ 101.561.200

Secretaría General, Desarrollo Social y Educación: $ 100.493.525

Secretaría de Turismo y Deporte: $ 98.067.439

Concejo de Representantes: $ 45.141.651

Intendencia: $ 38.908.979

Secretaría de Calidad Institucional, Cultos, Participación Vecinal y Juventud: $ 33.025.623

Ente de Promoción Turística Captur: $ 15.824.149

Amortización de la Deuda: $ 14.845.000

Tribunal de Faltas: $ 11.940.680

Tribunal de Cuentas: $ 9.672.800

Defensor del Pueblo: $ 9.445.825

Jefatura de Gabinete: $ 2.550.800

Consejo de Planificación Urbano Ambiental: $ 1.647.850

 

Nota correspondiente a la edición n° 496 del semanario La Jornada, del 08 de enero de 2017.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here