El cura párroco de la iglesia del Niño Dios, Hugo Villagra, se acercó ayer a la asamblea que realizaron lxs trabajadorxs de la Cooperativa Integral, luego del rechazo administrativo que las autoridades del Consejo de Administración de la Coopi le expresaron a la comitiva municipal que se hizo presentes en la planta de cloacas.

Pasado el mediodía se concretó una nueva asamblea, esta vez en la sede de la Casa de la Cultura de la Coopi donde se analizó el escenario que queda planteado y los pasos a seguir. Villagra dijo que se acercó hasta la Coopi “para escuchar a los trabajadores”.

“Como pastor me toca escuchar. Tengo gente trabajadora que son de la zona donde me toca oficiar. Como Iglesia también tenemos que escuchar. Cuando se atenta contra la dignidad como lo es que se te quite el trabajo, la Iglesia tiene que estar”.

Sostuvo que luego de escuchar a los trabajadores sacó “las mismas conclusiones que el año pasado cuando fue el tema del agua”. “La Carta Orgánica dice que es el Concejo de Representantes, es decir el Poder Legislativo el que tiene que tener intervención. La ciudad los ha elegido y ha puesto a esas personas para que nos representen y si él (por el intendente) no los consulta uno puede hacer la lectura de que hay algo turbio.

“Uno sabe que hay distintos poderes. El Ejecutivo puede vetar o tener sus decisiones, pero para algo también tenemos el Legislativo. Tenés que consultarlo, preguntarle”, consideró el sacerdote y añadió: “Cuando eso no sucede a uno le despierta la curiosidad o la pregunta. Por eso vine a escuchar. Trataré de pedir una audiencia lo más pronto posible para ver qué dice el intendente”.

En ese sentido, el párroco expresó su voluntad de una vez más tratar de construir una mesa de diálogo, tal como se intentó el año pasado. “A mí me motiva generar un diálogo pensando en el bien común”, subrayó Villagra y dijo que lo que escuchó de parte de los trabajadores de la Coopi se lo trasladará al padre Mario Bernabey (de la iglesia Nuestra Señora del Carmen) y Daniel Rodríguez (de la parroquia San José).

“Veré si i ellos apoyan o ver de qué manera volvemos a pedirle al señor intendente ese diálogo”, dijo Villagra y añadió: “Seguimos llamando al diálogo, pero que no se haga el sordo (en alusión al intendente). Es la segunda vez que llamamos al diálogo”.

“Los trabajadores tienen derecho a defender sus puestos de trabajo. Puede pasar algo que uno no quiere, como disturbios. Pero uno quiere abocarse al bien común. Para eso hay que sentarse, dialogar, ceder entre las partes, consensuar”, manifestó también.

A lo largo de su presencia en la asamblea, lxs trabajadxs de la Coopi le plantearon al sacerdote la importancia de que el intendente también obre con la verdad, que no es lo que se ha estado viendo en sus acciones.

Al respecto, Villagra señaló: “Cuando uno convoca al diálogo hay que ir con verdades. Mi abuela decía que las mentiras tienen patas cortas, me parece que será mucho más evidente si no nos dice la verdad. La Palabra de Dios también nos dice que ‘la verdad nos hará libres’. Uno también se mueve con eso, quiere buscar la verdad”.

 

VillaNos Radio

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here