Por Hernán Ibar

El último domingo Uriel Cutiño cumplió su sueño de poder conocer La Bombonera y ver jugar a Boca Juniors.

Tras hacerse conocido por fingir una lesión en un partido final para que entre su compañero a jugar, el arquerito cordobés se llevó la mirada de todos.

No solamente que piso La Bombonera, vio el partido que el xeneizevenció 2-0 a Arsenal y además se llevó un buzo de arquero firmado por todos los jugadoras.

Gracias a la gestión de la Peña Carlos Paz Azul y Oro, con quien viajo desde Córdoba, y con el apoyo de Rodolfo Ferrari  (vicepresidente de Boca y presidente del Departamento de Interior y Exterior de Boca), hicieron que el joven viva un día que no olvidará jamás.

Para la Peña carlospacense no es la primera vez que realiza estos tipos de tareas, siendo su principal función, además de los viajes, poder realizar actividades solidarias en toda la región.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here