10 años de la Carta Orgánica… ¿Y?

Por Evelina Ramírez

El pasado lunes 27 de noviembre se cumplieron 10 años de la sanción de la Carta Orgánica Municipal (COM). En ese marco, y tal como lo hizo en el año 2012 en la celebración de los cinco años de la sanción, el intendente Avilés reconoció a los convencionales y secretarios que tuvieron a su cargo la redacción de la Carta Orgánica.

“Para nuestra ciudad es muy importante celebrar los diez años de la Convencional Constituyente, una ley que tiene una impronta progresista. Una herramienta legal que desde nuestra gestión comunitaria, trabajamos todos los días para garantizar su cumplimiento”, expresó el mandatario y recordó que hace diez años, “hubo un espíritu de confraternidad que superó las diferencias políticas y respetando a nuestras familias, nuestras instituciones y a toda la comunidad carlospacense para dotarla de una Carta Orgánica Municipal que se ha convertido en un referente para muchas comunidades”.

“Quienes estamos circunstancialmente en el Estado debemos mantener ese espíritu que tuvo la convención, dejando de lado las coyunturas y trabajando por nuestra ciudad.  Quiero felicitar a los convencionales y a todos los que trabajaron en su realización”, afirmó.

Cabe recordar que la convención constituyente estuvo integrada por Amelia Rigazio de Avilés (presidenta), Walter Oscar Gispert (vice 1º), Enrique López Amaya (vice 2º), Raúl Bonadero (vice 3º), Miguel Neder (vice 4º), María Beatriz Castillo, Alberto del Cura, Oscar Di Vico, Carlos Alberto Felpeto, Alejandra Fernández de Durán, Hilda Inés Fernández, María Soledad Garzón, María Juana Grassi de Daza, Fabián Guerrero, José Santiago Mauriño, Blanca Pérez, Omar Ruiz, Marta Isabel Salguero, Jorge Hernán Sica y Lorena Zimny.

También fue reconocido el trabajo realizado por Mirtha Alessio (secretaria Legislativa), Gladys Liliana Farkas (secretaria Administrativa), Ángela Fernández (pro secretaria Legislativa), María Carolina Mendoza (pro secretaria Administrativa), Juan Villa (Asesor Legal y secretario de Redacción) y Luis López (Prensa).

Fueron especialmente recordados y reconocidos los ya fallecidos convencionales Neder y Guerrero “por su importante legado para nuestro pueblo”.

En diálogo con el noticiero VCP Hoy, la presidenta de la Convencional Constituyente sostuvo que se hizo un gran trabajo “donde los partidos políticos de la ciudad quedaron superados por el consenso”. “Es una carta orgánica muy moderna, progresista, tiene sus cuestiones que con el correr de los tiempos deberán adaptarse a los gobiernos y concejales que sucedan. Fuimos felicitados por partidos políticos de Córdoba, por el tipo de carta orgánica que hicimos. Después de diez años, miramos para atrás y fue un trabajo de mucho esfuerzo”, expresó Rigazio.

Por su parte el exintendente y exconvencional, Carlos Felpeto, también coincidió en que se realizó “un gran trabajo y esfuerzo”. “La Carta Orgánica debe ser para la ciudad y no para los dirigentes, siempre dentro de los límites constitucionales del departamento Ejecutivo y el Concejo de Representantes. Significa mucho, en la gran mayoría de los artículos hubo consenso, fue muy pedida más allá de algunas demoras. La prueba está que en diez años no ha sufrido modificaciones, salvo alguna cuestión puntual. Se ha tomado como ejemplo en la provincia, y también trascendió a nivel nacional”, aseguró.

El concejal Walter Gispert, a su vez, consideró que “hay algunas cuestiones de la Carta Orgánica que no se han podido plasmar” y como ejemplo mencionó el Ente de los Servicios Públicos. “Con los conflictos que existen con el tema del agua y la basura, me parece que son temas que deben volver a discutirse. El alma de la carta magna es ponerle límite al poder, y esta Carta Orgánica lo hizo”, destacó.

 

Avances y demoras

A 10 años de la sanción de la normativa, bien vale hace un balance sobre lo que se pudo hacer hasta el momento. Desde ese lugar, el exconvencional por el radicalismo Alberto del Cura señaló en líneas generales que, “se trabajó muy bien”.

“Estuvimos seis meses los convencionales trabajando todo el día sin percibir sueldo. Trabajamos en comisiones abiertas o sea que podía ir todo el mundo y todo el mundo estaba invitado. Fue una Carta Orgánica totalmente adelantada a su tiempo. Había unión civil cuando todavía no se hablaba de matrimonio igualitario. Se hablaba de nuevas formas de contrataciones, de transparencia, de instituciones modernas”.

Consultado sobre qué instituciones que están contempladas en la COM deberían crearse a la brevedad, Del Cura respondió por el Consejo Económico Social, contemplado en el artículo 201. El mismo establece que, “una ordenanza especial crea un Consejo Económico-Social y Laboral, integrado por los cuerpos y organizaciones intermedias empresariales, gremiales y sindicales. Tal ordenanza establece las funciones y atribuciones del Consejo y sus relaciones con el municipio”.

Dicha ordenanza reglamentaria aún no ha sido creada.

“El tema de aprobar antes del presupuesto el balance final, tiene que ser una aprobación de todo lo que se ha gastado. Queremos saber cómo se gastó el año que pasó, para recién formular un presupuesto del año que viene”, dijo Del Cura.

En la misma línea abogó por la creación del Ente Regulador de Servicios Públicos. “No hay calidad institucional en hacer seguimiento de los servicios públicos. Eso es plata para el usuario porque no hay quien los controle”, consideró.

Por su parte el exconvencinal por el Partido Nuevo, Jorge Sica, opinó que “hay cosas que se han cumplido con algunos objetivos y otras con las que lamentablemente no”.

“Si lo comparamos con la Constitución Nacional pasó exactamente lo mismo. Vamos camino a que cumpla los 200 y seguimos esperando que se cumplan algunos parámetros. La Carta Orgánica como la Constitución arma un modelo de país y ese país va cambiando y hay que irnos ajustando a esos tiempos. Lo que me parece mal es que antes de cumplir con la Carta Orgánica se han pretendido hacer modificaciones. Algunas acertadas y necesarias y otras equivocadas”, valoró y remarcó: “La COM es la forma de contener el poder del Estado, es una limitación de poder que imponer el pueblo a quien lo manda”.

Consideró como aciertos las definiciones en torno a promover la igualdad de género y el hecho de que se pueda avanzar en derechos como la unión civil de parejas del mismo sexo, cuando el país aún no tenía muy avanzada la discusión en torno al matrimonio igualitario (sancionado por el Congreso en 2010).

También ponderó el hecho de que se hayan logrado definiciones en torno a la preservación del medio ambiente y la protección del patrimonio histórico de la ciudad.

“El tema de Presupuesto Participativo también me pareció un tema interesantísimo, que los ciudadanos puedan solicitar el presupuesto para ejecutarlo dentro de sus barrios. La defensoría del Pueblo es un avance, un organismo de control que lo elige la propia gente me parece bárbaro. El tema de la carrera de los trabajadores públicos, el tema de los ingresos adentro del Estado que no sean ‘a dedo’ para ocupar la planta permanente de los trabajadores públicos”, detalló.

No obstante reconoció que, “la ejecución de esos deberes y derechos ha quedado bastante empobrecida”.  “La letra como letra no sirve si no se le da vida, valor, si no se lucha por ella. Podes tener todos los derechos consagrados, pero si no presionás a la política para que los ejecute van a quedar como eso, como derechos consagrados que nunca se van a llevar a cabo”, señaló.

En esa línea, también aludió a las instituciones que han sido creadas, pero que se han convertido en “cáscaras vacías”. Como ejemplo mencionó la Casa de la Juventud, la Casa de la Mujer y las dependencias municipales creadas para atender las demandas de las personas con discapacidad.

“Están los edificios, los espacios pero adentro no hay políticas”, expresó y añadió: “No veo que los jóvenes estén contenidos, sobre todo los que tienen serios problemas sociales. Ni veo a las mujeres. ¿Cuántos femicidios se han cometido en Carlos Paz? Que por un lado no han tenido respuesta judicial y, por otro lado, no han tenido contención desde lo político y social. Ni hablemos de las personas con discapacidad que no sé cuántos colectivos adaptados hay, por citar un ejemplo”.

Alejandra Fernández fue una de las nueve mujeres que integró la Convención Constituyente. Sostuvo que a 10 años de haber participado de esa experiencia se siente “orgullosa y feliz” por la normativa creada, con sus atinos y desacuerdos.

“Estoy feliz de haber pertenecido. Siempre lo recalco, de los que estaban ahí era la única que no tenía una trascendencia política. Yo llegaba por otra situación que necesitaba un cambio mi ciudad, como mamá”, dijo en alusión a lo que fue su lucha reclamando justicia por el crimen de su hijo Ian Durán.

“Fue la única vez en Carlos Paz que se trabajó en pos de la ciudad sin mirar miserias o lo que yo quiero para mí o mi partido”, aseguró.

Consultada sobre las instituciones que aun están pendientes de creación, Fernández señaló al Ente Regulador de Servicios Públicos. “Los plazos no se cumplieron. Los ciudadanos quizás no tenemos el ímpetu, las ganas o el tiempo para ir a exigir que se cumpla con eso. Los ciudadanos tienen que ir a la justicia y exigir lo que dice la Carta Orgánica, es una ley promulgada y aceptada”, aseguró.

Sostuvo que el poder político ha emprendido un cumplimento selectivo de la norma. “Lo que convenía sí lo han creado y lo que no conviene, no”, dijo y al igual que Sica consideró que hay varias instituciones creadas, pero que no cumplen con su finalidad. “Antes de cambiar la Carta Orgánica pondría en orden la casa. Primero hay que organizar lo más viejo”, consideró.

 

Valoraciones sobre la Defensoría del Pueblo

La Defensoría del Pueblo es quizás una de las instituciones creadas por la Carta Orgánica que más controversia ha generado. Las disposiciones transitorias establecían que Carlos Paz debía elegir su Defensor del Pueblo en octubre de 2008. La fecha no se cumplió.

En el 2013 Avilés promovió una enmienda de la COM donde pretendía modificar la forma de elección. En lugar de ser elegido por el voto popular, pretendía que se hiciera mediante un acuerdo de partidos.

La movida de Avilés se topó con el rechazo de su principal socio político en la alianza Carlos Paz Unido: Gispert. El líder del frente Cívico se plantó en la defensa de una de las particularidades más importante de la institución: que la eligen los vecinos.

Precisamente ese es el carácter que le dio la Convención Constituyente.

Quien también se opuso a esa modificación, en calidad de exconvencional, fue Jorge Sica, pidiendo juico político contra el intendente Esteban Avilés y los ediles que firmaron el proyecto de enmienda de la Carta Orgánica (Rubén López, Mirta Rossi, Marcelo Sargiotto y Hugo Bustos).

“Nunca me respondieron nada”, dijo Sica al recordar el episodio.

Reconoció que, “la defensoría del Pueblo no cumplió con todas las expectativas que nosotros propusimos como convencionales constituyentes”, pero abogó por su continuidad.

“Primero, es un organismo nuevo. Segundo, no se puede juzgar a un instituto por quien lo ejerce. Con el mismo criterio hagamos desaparecer a la justicia que no funciona”, dijo y señaló que quienes se expresan en favor de que se elimine la institución “lo hacen para la tribuna”.

Alberto del Cura es uno de los exconvencionales que tiene una postura muy crítica. “Sin lugar a duda fue un error crear al defensor del Pueblo, no debería existir”, dijo categórico.

“Hay otras instituciones que lo suplen. Cómo será que no tiene sentido de aplicación que hace dos años que en la nación no hay Defensor del Pueblo y la nación sigue funcionando y nadie se enteró. Ese presupuesto debería estar dirigido para otro lado. Por ejemplo hacer un control y seguimiento de servicios públicos. Están en la Carta Orgánica y no se ha hecho”, consideró.

Por su parte, Fernández planteó una defensa de la institución. De hecho, en la última elección se presentó como candidata a la defensoría por el partido Acción para el Cambio del Movimiento ADN. “Yo quería la figura del defensor del Pueblo, lo dije siempre”, recordó Fernández aunque precisó que se opuso a los requisitos en cuanto a la edad (ser mayor de 40 años), los años 15 años de residencia en la ciudad y el sueldo.

 

¿Qué hacemos con la Junta Electoral Municipal?

Otro de los aspectos necesarios de revisar de la COM tiene que ver con la Junta Electoral Municipal. Recordemos que el artículo 209 establece que la JEM “se compone de tres miembros y se integra con Jueces de 1º instancia, miembros del Ministerio Público y/o Asesores letrados judiciales de la Provincia, con asiento en la Ciudad de Villa Carlos Paz”.

A partir del 1 de enero de 2012 el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) dispuso no volver a firmar convenios con municipios para integrar Juntas Electorales locales. Desde ese momento, nuestra ciudad no ha logrado resolver de forma definitiva la posibilidad de contar con un órgano fiscalizador de procesos eleccionarios.

En las últimas dos elecciones (renovación de autoridades municipales en junio de 2015 y elección del defensor del Pueblo en junio de este año) el tema se resolvió con una Junta Electoral provisoria integrada por representantes del Colegio de Abogados. Pero la solución de fondo sigue sin llegar.

“Los concejales no se ponen de acuerdo. Aquí hay un problema terrible que nos corresponde a los partidos políticos. No tenemos diálogo, confundimos confrontación política con confrontación personal. Eso está mal porque paga el pato el pueblo.

“Fue una cosa que también hicimos mal. Creíamos que una institución superior a nosotros nos iba a dar ‘pelota’ y no nos dio. No tuvimos la grandeza de organizarlo, por intereses mezquinos o personales, y es serio eso. Y no hay que hacer una reforma, hay que hacer una enmienda y ponerse de acuerdo. Si no tenemos el coraje ni la amplitud de hacer una reforma con un diálogo, con una enmienda, como nos vamos a poner de acuerdo para hacer una reforma constitucional”, consideró Del Cura.

Sica, por su parte, también afirmó que, “ese es un tema que hay que modificar”. “Fue algo ajeno a la Carta Orgánica. El problema es que hasta ese momento la justicia de Córdoba tenía una decisión política-judicial y después decidió cambiar su criterio. La Carta Orgánica quedó desactualizada respecto a eso”, señaló.

Fernández, a su vez, apuntó hacia quien se desempeñó como asesor legal y secretario de redacción durante la Convencional constituyente: el hoy multifuncionario Juan Villa.

“Teníamos un asesor abogado, Juan Villa, que junto a otros políticos nos dijeron que no sólo era factible sino que era real eso y se podía poner en ejercicio. Yo me lo creí y lo apoyé. Después me di cuenta en el ejercicio que es inviable”, expresó.

 

¿Es tiempo de discutir una reforma integral?

Con diez años transcurridos, algunas voces del mundillo político hablan de la necesidad de plantear una reforma integral a la Carta Orgánica.

“Para mí habría que aplicarla, más que reformarla”, consideró Del Cura. Y añadió: “No comparto esta situación de cambiar. Si no hay diálogo no existe nada. Por ejemplo, todas las instituciones importantes de Carlos Paz están en crisis. No tenemos la valentía de sentarnos en una mesa grande y debatir los temas. Encerrarnos en un lugar y hasta que no saneemos estos conflictos no salir, vamos a andar mal como ciudad. No vamos a crecer. Tenemos que enfrentar el desafío de un diálogo grande”, dijo.

Por su parte Sica dijo: “No voy a hacer una defensa a ultranza. Hay cosas que modificar, pero esas cosas que hay que modificar poco tienen que ver con bajarle el precio a la Carta Orgánica. Yo todavía no la vi caminar a la Carta Orgánica. La junta municipal electoral de alguna manera hay que resolverlo y eso requiere sí o sí una modificación. Lo pueden hacer por enmienda, no sé por qué no se hizo para esta elección de defensor del Pueblo.

“Nos estamos haciendo un poco los distraídos para ver si llamamos a una nueva convención constituyente y cambiamos las cosas que, a mi criterio, le están molestando a quien ejerce el gobierno del Estado municipal y requieren una modificación más profunda”.

“La Carta Orgánica es joven”, respondió Fernández al ser consultada. Y siguió: “En el ejercicio de la Carta Orgánica habría que hacer algunos cambios, porque nos dimos cuenta de que en algunas cosas que quisimos ser tan innovadores no fueron tan buenas y en otras sí fueron excelentes. Ejemplo: Pleno de Gobierno, no se cumple nunca; derechos y garantías a los ciudadanos no se cumplen nunca, a la cooperativa no se le cumplen nunca sus derechos y garantías.

“Hay cosas que quisiera exigir que se cumplan porque no sabemos si funcionan o no. Violaron la ley. Por otro lado, hay cosas que podemos habernos equivocado, pensamos que podía funcionar y acá no era factible. Cambiemos las cosas que no nos perjudiquen al pueblo. La Carta Orgánica fue un traje hecho a medida para la política y creo que hoy a muchos les queda chico o a algunos les queda grande”, concluyó.

 

Nota correspondiente a la edición n° 494 del semanario La Jornada, del 03 de diciembre de 2017.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

1 COMMENT

  1. Sostengo mi postura, que fue una herramienta para hacer un estado megacefalico paraplejico, pero en definitiva respetable porque la elaboro una mayoria – no por ello abstenerse decir que es precticamente una herramienta inutil para el ciudadano.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here