En el marco de la ‘Semana de la Movilidad Sostenible’, los concejales del Frente Cívico (Gustavo Molina, Walter Gispert y Oscar Sequeira) presentaron un proyecto de ordenanza con el objetivo de impulsar reglamentación “para legitimar a la bicicleta como un medio de transporte más en la ciudad y no solo como vehículo recreativo”.

“Cada vez son más las personas que deciden utilizar este medio de transporte  ecológico, económico, saludable y ágil, que otorga independencia a quienes no pueden acceder a otro tipo de vehículos, especialmente los niños. La bicicleta es  ideal para disfrutar al máximo el entorno paisajístico de nuestra ciudad y bien podría ser una alternativa de circuito turístico”, explicó Molina. Aunque advirtió que, “nuestra ciudad carece de infraestructura acorde a brindar seguridad a los ciclistas en su circulación, en una ciudad colapsada por un parque automotor con un número de unidades cada vez más importante”.

La propuesta incluye la sanción de “un marco regulatorio de derechos y obligaciones para la buena convivencia entre bicicletas, vehículos a motor y peatones, acorde a las leyes nacionales, incorporándole características propias”.

Se plantea, en este sentido, la creación de infraestructura que consta de una red conexa y continúa de carriles de circulación de bicicletas y ciclovías, de construcción progresiva, desde el centro a la periferia, que vincule los barrios con sectores  comerciales, con equipamientos institucionales, educativos, sanitarios, atractivos turísticos y terminales de transportes urbanos e interurbanos, para articular los sistemas de transporte.

“Como propuesta de continuidad sustentable de este sistema de ciclovías, sugerimos incorporarla como requisito en la aprobación de nuevos loteos”, puntualizó el edil.

Además, se especifica en el proyecto la señalización correspondiente que deberá ser incluida en la red para tener un criterio único.

“Nos proponemos incentivar del uso de la bicicleta y aportar soluciones a la problemática de otorgar un estacionamiento seguro de estos vehículos, sectores de estacionamiento con bicicleteros de amarre en la vía pública, edificios municipales y terminales de transporte público, sectores  de interés turístico, e incorporar en las playas de estacionamiento de explotación comercial un sector destinado al estacionamiento de bicicletas a un costo del 10% del valor que  se cobra al espacio del automóvil”, detalló.

El proyecto prevé la realización de campañas con contenidos y actividades educativas en concordancia con los objetivos de la ordenanza, tendientes a sensibilizar sobre el uso de la bicicleta legitimándolo como sistema de transporte sostenible y educar sobre  seguridad vial, entre otras particularidades.

“Este proyecto tiene una envergadura compleja, pero soy optimista  que prontamente se pondrá en consideración del Concejo de Representantes, y con el  aporte de todos los bloques, abiertos a las sugerencias de organizaciones interesadas, vecinos y dependencias del departamento ejecutivo, lograremos una ordenanza acorde a la demanda de los vecinos que apuestan al uso de la bicicleta, pretendiendo una ciudad más saludable, segura, plural y amigable con el ambiente”, destacó Molina.

La iniciativa tomó estado legislativo en la sesión del jueves pasado y fue girada a las comisiones de Seguridad y Desarrollo Urbano Ambiental para ser analizada.

 

Nota correspondiente a la edición n° 484 del semanario La Jornada, del 24 de setiembre de 2017.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here