Después de las amenazas de bomba en cuatro instituciones educativas de Villa Carlos Paz, ocurridos el lunes pasado, la policía está trabajando intentando dar con él o los autores de estas llamadas que tuvieron en vilo a gran parte de la ciudad y obligaron a suspender las clases por algunas horas en los colegios Costa Azul, Julieta Delfino, IRESM y Cristo Obrero.

Uno de los llamados ingresó directamente a la departamental y no al 101 como por lo general ocurre. “Se está trabajando firmemente en eso y esperamos en las próximas horas tener buenos resultados. Está avanzada la investigación”, expresó Leonardo Páez Stelmach, jefe de la departamental Punilla de la policía de Córdoba.

“Son bromistas que piensan que haciendo esto van  a lograr algo y es contradictorio. Nosotros movilizamos mucho material humano y material para solucionar estas bromas. A pesar de ello quiero decirle a la sociedad de Carlos Paz que no hemos desprotegido ninguna zona”, aclaró.

Por estas horas la fiscalía investiga los hechos y en caso de hallar a los responsables se enfrentarán a penas duras. “Tuvimos que sacar recursos por todos lados para poder dar respuestas y se está trabajando arduamente para poder dar con los autores”, insistió Stelmach. Y señaló que el trabajo se hace bajo “expresas directivas” del fiscal interviniente. “Está todo en manos de la justicia”, subrayó.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here