En las organizaciones de derechos humanos, el fallo dividido de la Corte Supremade Justicia de la nación que otorgó la excarcelación a un condenado por violaciones en la última dictadura militar, destapó un enfático rechazo y la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Sonia Torres, consideró que se trató de “un golpe certero a la democracia”.

“Ahora refutaremos este golpe a la memoria. La gente ha dado demasiadas muestra de que apoya a los derechos humanos. Como abuela invito a toda al gente a participar de la manifestación del miércoles 10. Haremos una convoctoria al frente de tribunales y queremos que todos estén presentes”, recalcó.

Subrayó que se trata de un fallo “poco claro y escandaloso” y advirtió que abre una puerta que querran aprovechar muchos condenados por delitos de lesa humanidad.

Por otro lado, criticó la actitud que tuvo la Iglesia Católica en la defensa de los derechos humanos: “No solo (el arzobispo Carlos) Ñáñez, sino los otros obsipos nos cerraron las puertas diciendo que aquí no entran las madres de los subservivos”.

 
Cba24n
Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here