Tan clásica como el burrito, el reloj Cu-Cú o la Aerosilla, la polémica por las cifras de ocupación se hace presente cada verano en Villa Carlos Paz.

Y este año no fue la excepción. Con una particularidad: más allá de las históricas diferencias con la Asociación Hotelera, las optimistas declaraciones de los funcionarios ni siquiera coinciden con los datos ofrecidos por el mismo municipio.

Repasemos. Después de algunas gacetillas bastante confusas donde se hablaba de que enero había ‘cerrado’ con el 90% de ocupación (replicado en varios medios), la secretaría de Turismo y Deportes difundió la semana pasada el balance oficial para el primer mes del año, con el 70% para la primera quincena, y el 82,2% en las diferentes categorías hoteleras para la segunda. Esto da un promedio de todo el mes de 76,1%.

El intendente Esteban Avilés se cansó de decir en cuanto micrófono tuvo a mano que, a contramano de lo que sucede en la enorme mayoría de los destinos turísticos del país, en Carlos Paz esta temporada es mejor que la anterior.

“Estamos entre 7 y 9 puntos por arriba de la temporada pasada y eso nos tiene muy contentos”, dijo a Cadena 3.

Los datos del municipio lo desmienten. Es que, según la secretaría de Turismo, en enero de 2016 la ocupación promedio fue del 77,8% contra los 76,1 registrados en 2017.

Y esta pequeña merma de los números de este enero respecto al del año pasado, se acerca mucho más al ‘termómetro’ de lo que se vive en la ciudad que las grandilocuentes afirmaciones sobre un rotundo éxito que no es tal.

En este punto cabe una aclaración: el informe de la secretaría de Turismo de enero de 2016 ya reconocía una caída de 10 puntos  respecto a la afluencia turística de enero de 2015, cuando según los datos oficiales se registró una ocupación promedio del 88%. Es decir, este es el segundo año consecutivo con porcentajes de ocupación en declive.

 

Los números de la Hotelera

Las estadísticas de la secretaría de Turismo y Deportes no coinciden, para nada, con las que maneja la Asociación Hotelera y Gastronómica.

Este año, la entidad difundió un informe con los porcentajes de ocupación ‘día por día’ (del 1 al 29 de enero).

El relevamiento se realizó teniendo en cuenta la disponibilidad de habitaciones y promedió un 58,73% (48% para la primera quincena, y 69% para la segunda), muy lejos de los números promocionados por el municipio.

“No queríamos entrar en conflicto por los números de la ocupación entre semana y fines de semana, y por eso publicamos día por día. Los números son los que tenemos oficialmente de acuerdo a encuestas propias, que respetan la proporcionalidad de cada categoría de hoteles”, explicó el presidente de la entidad, Rodrigo Serna, a VillaNos Radio 100.7.

Advirtió que, “hay gente que toma la foto del sábado para hacer un balance, y tenemos que tomar la foto de todo el mes”.

Y resumió el comportamiento histórico de la afluencia de turistas a Carlos Paz durante enero: “la primera semana nunca puede haber proporciones mayores al 60%. Lo general es el 30 o 35 y estamos todos de acuerdo.

La segunda semana mejora un poquito. Tercera y cuarta levantan los porcentajes.

Esto es lo que pasa todos los años, pero si  quieren inventar números generales de enero es otra historia”.

Aseguró que la categoría “más buscada” es la de tres estrellas, y que los establecimientos de una estrella “son los que más está sufriendo con los alquileres ilegales”.

“La mayor cantidad de reclamos que tenemos son de hoteles pequeños, de pymes familiares, que la pelean y reniegan con estos alquileres que no pagan impuestos a nadie”, planteó.

En este punto, precisó que en el marco de la ordenanza sancionada el año pasado para regular los alojamientos temporarios, “solo 56 locaciones se inscribieron en la secretaría de Turismo, cuando se estima que hay unas 1500 “.

“Como le dije al concejal (Hugo) Bustos, la ordenanza es un marco para empezar a trabajar. Pero si no hay controles, sino se incita a la gente a inscribirse, si no se hace una campaña, si no hay decisión política, la gente no se va a inscribir”, declaró.

Respecto a cómo impactan los números del municipio en el empresariado local, consideró que, “nos juegan en contra. A los de la Afip le dijimos que le mostramos las habitaciones libres, porque los números que se dicen no condicen con la realidad”.

Evaluó que la temporada, hasta ahora, “es como la del año pasado, con un par de puntos menos y bastante menos poder adquisitivo por parte del turismo”.

Para lo que resta, reconoció que las perspectivas para febrero son limitadas.

 

Nota correspondiente a la edición n° 451 del semanario La Jornada, del 05 de febrero de 2017.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here