juan-villa-esteban-avilesDesde el inicio de la gestión de Carlos Paz Unido, en diciembre de 2011, Juan Villa acompaña al intendente Esteban Avilés como Asesor Letrado del municipio.

Pero quizá la vinculación haya que buscarla más atrás en el tiempo. Más precisamente en la convención constituyente que, presidida por Amelia Rigazio (madre de Avilés), dio luz a la Carta Orgánica Municipal en 2007, donde Villa se desempeñó como Asesor Legal y secretario de Redacción.

El cargo de Asesor Letrado rara vez tiene impacto en el perfil político de una gestión.

Pero desde ese lugar Villa, de extracción radical, radicado en Córdoba y con su militancia política-partidaria en la capital provincial, fue escalando en la pirámide de poder municipal al punto que, hoy, es el hombre fuerte del gabinete.

Premiando esta lealtad y confianza, cuando asumió su segundo mandato (en agosto de 2015) Avilés lo puso a cargo, además, de la secretaría de Gobierno. Un puesto que, históricamente, estuvo vinculado a las relaciones políticas del municipio con otros partidos e instituciones. También quedó como responsable de la estratégica dirección de Personal.

Este notable ‘ascenso’ y la indisimulable influencia que ejerce en el mandatario generan rispideces y malestares en algunos de sus pares de gabinete que quedaron relegados e invisibilizados. Claro que las protestas son en estricto ‘off the record’. Ninguno quiere cruzarse con el multifuncionario.

En el caso del agua, Villa es el encargado de garantizarle andamiaje jurídico a los deseos de Avilés de quitarle el servicio a la Cooperativa Integral.

En este sentido, el contundente fallo de la Cámara Contencioso Administrativa de Primera Nominaciónque determinó que la municipalización del servicio de agua requiere la intervención del Concejo de Representantes y no puede hacerse por decreto, lo dejó completamente expuesto.

Claro ejemplo de esto fue la conferencia de prensa a la que convocó el martes por la mañana para explicar, desde su perspectiva, los alcances del fallo. Villa enfrentó a los periodistas completamente solo, sin que ningún otro funcionario se hiciera presente aunque más no sea para demostrar apoyo.

 

Responsabilidad y pedido de renuncia

Tras el fallo, desde distintos sectores comenzaron a señalarlo abiertamente como máximo responsable del revés judicial.

Incluso, los ediles del Frente Cívico (Walter Gispert, Gustavo Molina, Oscar Sequeira) y de la UCR (Natalia Lenci) reclamaron públicamente su renuncia durante una conferencia de prensa que ofrecieron el martes, el día después del fallo de la justicia.

“El hecho de haber mandado un proyecto de ordenanza y luego haber firmado un decreto generan una responsabilidad política y jurídica muy importante. El Asesor Letrado, secretario de Gobierno y director de Personal, Juan Villa, debería dar un paso al costado en la necesidad de darle aire al gobierno”, dijo Gispert, aunque aclaró que se trata de “una decisión política ya que el nombramiento depende de Avilés”.

Asimismo, sobre el fallo, el referente del Frente Cívico consideró que se trata de un dictamen “de sentido común, donde queda claro que el servicio es municipal y que está vencido el convenio”.

Sin embargo, “para que el gobierno lo tome debe ser por ordenanza, con doble lectura y mayoría especial”.

“Es lo razonable”, opinó Gispert, como contrapartida a la postura de Villa, quien insiste con que puede hacerse por decreto y, por este motivo, apeló la decisión del Cámara.

En la misma línea de Gispert se manifestó el concejal Omar Ruiz (CPU), para quien el fallo de la justicia “dice lo que muchos pensábamos”.

“Que el contrato está vencido, chocolate por la noticia, y que no se puede hacer por decreto, se cae de maduro. La justicia dijo lo que tenía que decir y ahora el tema vuelve al Concejo, de donde no debió salir”, señaló en una entrevista con VillaNos Radio 100.7 el edil cuya profesión es abogado.

También opinó en términos similares la concejala y abogada Laura Orce (Partido Justicialista). “Es lo que debe ser”, señaló sobre el decreto que devuelve la discusión al cuerpo legislativo.

Desde el radicalismo, el presidente del comité ‘Elpidio González’, Jorge Lassaga, fustigó tanto a Avilés como a Villa.

“Tenemos un intendente que decide para la política, que improvisa y es asesorado por un equipo que no es bueno. Tiene un Asesor Letrado que no sabe explicarle a su jefe qué es lo que se puede y lo que no se puede hacer por decreto”, afirmó.

 

“Deberían cuidarse porque el fallo no está firme”

La respuesta de Villa al pedido de renuncia y las fuertes críticas fue concisa y en tono de advertencia. “No me corresponde pronunciarme sobre ese tema. Es una cuestión del concejal Gispert y a mí no me corresponde analizarla. Lo que sí debiera cuidarse, no sólo el concejal sino todos, es en una cuestión muy elemental y primaria que es que no se puede tratar a ningún fallo que no está firme como si lo estuviera”, remarcó en diálogo con el programa Hora 7 (Radio Next). Y aclaró que, “si el proceso de apelación está abierto, eso significa no sólo que no hay resolución definitiva sino que es totalmente aventurado hacer un análisis del curso profesional o de mi desempeño en ese sentido”.

“Nosotros estamos satisfechos con el aspecto central del fallo”, reiteró.

 

Nota correspondiente a la edición n° 436 del semanario La Jornada, del 02 de octubre de 2016.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

2 COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here