Por Valeria Flesia

Tapa_398_la_jornada_03-01-16La temporada de verano 2016 ya está aquí y Villa Carlos Paz recibe a sus visitantes con muchas propuestas para todos los bolsillos.

Entre la oferta que se despliega para los turistas, los teatros llaman la atención desde sus marquesinas pero hay toda una gama de actividades y entretenimientos que hacen de la villa lo que es.

Algunas de las alternativas tanto en la ciudad como en las localidades aledañas con actividades puntuales y para diferentes edades con sus precios estimativos que pueden variar de acuerdo a condiciones ajenas a este relevamiento.

 

Lo tradicional

Lago, río y montaña son las bellezas naturales que ofrece la ciudad para admirar y recorrer. El núcleo urbano cada vez más elegido por personas llegadas desde distintas latitudes para vivir ha concentrado el concreto, para algunos quizás en demasía, pero ha dejado distintos circuitos para continuar disfrutando por medios especiales que ya son tradición en la ciudad.

Así, el lago San Roque puede recorrerse desde los embarcaderos de la ciudad situados en las inmediaciones del Puente Carretero hasta el paredón con la vista magnífica de su embudo. El paseo en Catamarán sobre el primer lago artificial de Sudamérica recorre los 13 kilómetros que tiene de largo con magníficas vistas desde el comienzo con las casonas de Villa del Lago, el puente Negro, los clubes náuticos sobre la margen derecha para ingresar luego a la zona más profunda  del embalse con mayor expansión en ancho dejando lejos las márgenes en distintos colores de verde y las montañas a lo lejos.

catamaránEl paseo se realiza con guías especializados que describen y relatan la rica historia del dique San Roque con sus dos obras montadas en el tiempo. El relato permite apreciar la gran obra de ingeniería desde el primer dique construido en 1886 y que hoy está bajo agua.

Un paseo que no tiene desperdicio, dura dos horas 45 minutos con 50 minutos de descenso en el paredón del Dique. La nave cuenta con sanitarios a bordo, servicio de bar y, al regreso, ofrece a los pasajeros un show en vivo mientras navegan para terminar a pura fiesta. El costo por persona es de $ 200, menores $ 100.

HidropedalesOtra oferta muy tradicional que involucra al espejo de agua son los hidropedales que ofrecen actividad física al aire libre y vistas de la ciudad y sus costas desde el agua entre los puentes. Se pueden encontrar distintas empresas que ofrecen estas embarcaciones en la costanera cerca del centro, en la esquina de la calle Orgaz y también frente a la entrada del Casino sobre costanera. Para los más románticos, se puede pasear en cisne aunque sin dejar de pedalear.

Todos los artefactos están acompañados por salvavidas individuales e instrucciones precisas de sus coordinadores para una buena experiencia sobre el agua. El costo de los hidropedales fluctúa alrededor de los  $ 50 por persona por  40 minutos de paseo aproximadamente.

AerosillaOtro de los entretenimientos que por estos días cumple 60 años de vida es el Complejo Aerosilla sobre el cerro situado en el fondo de la Avenida Estrada, la también tradicional avenida del burrito. Con remozadas instalaciones que ofrecen año tras año nuevas opciones para que el turista que se transforma en un habitué de la ciudad no deje de visitarla, la Aerosilla sigue teniendo las mejores vistas del valle y el lago para los que se llevan un buen recuerdo fotográfico. El paseo en telesilla hasta la cumbre donde encontrarán otros entretenimientos como serpentario, sendero autóctono y tirolesa entre cerro y cerro, sale $ 150 pesos por persona y jubilados con identificación, $ 100.-

Peko’s Multiparque, ya saliendo de Villa Carlos Paz pero tan pegado que casi está adentro es otra de las grandes atracciones que año tras año sorprende a sus visitantes.  El precio de la entrada es de $ 400 por persona e incluye 27 opciones entre atracciones recreativas y paseo por el bioparque donde se pueden avistar pumas, suricatas, cocodrilos, hábitat de abejas, orquideario, entre otros.  El recorrido es enorme y resulta inolvidable para grandes y chicos.

 

Del desayuno al trago

Se vuelve muy difícil relevar los precios porque hay diferencias marcadas entre una y otra opción, entre distintos estilos de gastronomía. Quizás lo más apropiado sea hablar de rangos de precios e instar a los turistas a que recorran y miren las carteleras que están expuestas obligatoriamente en la puerta de cada local gastronómico para no llevarse sorpresas a la hora de pelar la billetera.

Algunos apuntes de locales de la costanera de la villa, un espacio que se ha transformado en polo gastronómico así como la avenida Libertad y ofrece diferentes opciones desde comida rápida tradicional hasta opciones gourmet y parrilladas. También se ofrecen desayunos  y mediatardes así como interesantes heladerías y after hour. ¿Precios?  Un desayuno light en El Escondrijo frente al lago con café o té con leche, canasta de tostadas y galletitas con semillas, queso blanco, mermelada y juguito de naranja, $ 45, por ejemplo.  En Meliquina,  precioso lugar con vista privilegiada a las sierras y el agua, mix de cazuelas con salame, queso, milanesa y encurtidos, $ 110. Tostados, en general con papas fritas de copetín, entre $ 40 y $ 65 de acuerdo al lugar, los hay con pan de campo, por ejemplo en Switch Resto Bar en la esquina de Solís y Espora, una verdadera cena.

En materia de bebidas, las opciones son las mismas lo que varía son los precios en los que se pueden notar grandes diferencias. La bebida gaseosa de 300 cm3 puede encontrarse desde 25 pesos en adelante, casi sin límite. Hay quejas radicadas por personas que fueron sorprendidas con una gaseosita a 40 pesos. Es importante aquí recordar la anterior recomendación de verificar los precios y no dejarse esquilmar. En tragos, Oye Chico, por ejemplo, ofrece su proverbial mojito cubano a $ 90,  en La Pulpería,  caipirinha y caipiroska , entre 90 y 100 pesos y pizza casera de 8 porciones entre 160 y 200 pesos. La cerveza arranca, en general, desde los 75 pesos sentado en una mesa, hay más caras con o sin platitos.

 

Lo gratuito

CostaneraLa costanera sobre el lago de Villa Carlos Paz es un paseo magnífico, muy cuidado, con buenos espacios de sombra y pastito, muy elegido por los visitantes para sus recorridos y descanso. Hace pocos días, el espacio costanero se cercó  y los accesos están aproximadamente cada 2 o 3 cuadras, las razones de la medida tienen que ver con la posibilidad de asegurar a los paseantes, garantizar que no ingresen vehículos a los espacios verdes  y que los agentes del orden pueden cumplir de mejor manera sus funciones.  Los tiempos van cambiando, sin dudas, y hoy los espacios públicos también necesitan mejorar sus condiciones de seguridad en busca de poder garantizar el disfrute de todos, aunque resulte contradictorio,  el alambre perimetral  permite a los visitantes sentirse más seguros y libres.  La costanera arbolada arranca aproximadamente en calle Artigas bajando desde San Martín y tiene varios kilómetros para recorrer.

Los balnearios, El Fantasio, Playas de Oro, Sol y Río, Diquecito, también son paseos públicos, se cobra estacionamiento y puede ser uso de mesas y bancos. También integran la tradición de quienes recuerdan sus míticos ríos, tanto el San Antonio como Los Chorrillos. Aguas cristalinas y susurrantes, piedras y arena son las características de placenteros lugares que se han aggiornado con comodidades como sanitarios públicos y espacios para juegos de pelota, vóley y clases de gimnasia. También cuentan con mesas y bancos para picnic o mate, es de recordar que ya no hay asadores por un nuevo concepto más ecológico que intenta mejorar la estancia de las personas en espacios naturales. La llegada en el transporte urbano hasta los balnearios de la ciudad sale $ 7.50 y en interurbano hasta las playas de las localidades aledañas, San Antonio de Arredondo, Cuesta Blanca, entre $ 12 y 14 pesos.

El Paseo de los Artesanos de Villa Carlos Paz sobre calle Las Heras y Los Artesanos ya está abierto desde este 2 de enero de 19:00 hasta las 02:00, no se cobra ingreso al recorrido  y se ofrecen todo tipo de objetos de arte para todos los bolsillos. Además, hay espectáculos a la gorra para grandes y chicos.

Otro paseo gratuito de la ciudad es el recorrido por el Museo Arqueológico Numba Charava en el Parque Estancia La Quinta. En temporada alta está abierto de 8 a 20 todos los días con visitas guiadas de alto contenido. Difunde los testimonios de los pueblos que vivieron en cerros y valles de la región. Hay trabajos en piedra, fibras y tejidos, huesos y cerámica de los primitivos moradores que se muestran en la sala de exposición.

Hay un parque muy bien cuidado de 5 hectáreas donde pueden verse morteros y conanas en las piedras que afloran en las márgenes del Rio San Antonio. Se supone que estos eran los lugares donde se reunían los antiguos pobladores de la zona.

En otra sala se exhibe un caparazón casi completo de un gliptodonte hallado en la zona.

 

Especiales

Dos excursiones dos para los que quieren algo distinto: Turismo ecológico en Águila Blanca camino a las Altas Cumbres pasando Cuesta Blanca 4 km, con entrada sobre mano derecha, propone turismo aventura en contacto con la naturaleza. Dentro del predio hay tres arroyos, naturaleza plena, túneles mineros, juegos infantiles, asadores, dormis, lugar para acampar, miradores con vista al Valle de Punilla. Las actividades previstas incluyen senderismo, paseos guiados, fútbol  y buffet con comidas típicas, se trata  de  un  espacio ideal para disfrutar en familia, con amigos o sólo en contacto con un exuberante paisaje. El precio para pasar el día con acceso a todas las instalaciones es de $ 150 por auto.

Foto: El Oso Eco Aventura
Foto: El Oso Eco Aventura

Excursión a Cascada Escondida, una especialidad de El Oso Eco Aventura. La salida dura todo el día, desde las 8 de la mañana hasta las 7 de la tarde.  El paseo tiene como perla la visita a una cascada a 1800 m, precioso monumento cordobés en las Altas Cumbres, se ingresa por una caverna para sorprenderse con 17 metros de caída de agua.

Además, visita a un balneario de aguas mesotermales con rocas calientes, cascaditas, pozones, paisajes inigualables y adrenalina en las sierras junto a expertos. El  precio por persona es de $595, según publica la página de ‘El Oso Eco Aventura’ e incluye almuerzo y merienda. Sólo hay que llevar “abrigo, protector solar, zapatillas, botellita con agua, gorra, equipo de mate y palmeritas para El Oso”.

 

Nelly y los pastelitos

Nelly - pastelitosEn una esquina de la costanera, en una carpita improvisada se ofrece una amplia variedad de pastelitos, berlinesas, tortillas y panes caseros. “Hace 12 años que estoy acá, me hizo un reportaje Ronaldiño para Cadena 3, voy junto con la temporada, hablo dos idiomas”, avisa Nelly al comenzar a pasar los precios para mostrar la calidad y tradición que representa para la costanera de Carlos Paz.

Sentadita en su banquito con una remera que le regaló la gente del Dakar, dice que oficia de informante turístico a todo el que llega a comprar y que su clientela ya es proverbial: “Los que van llegando a Carlos Paz, lo primero que hacen es venirme a ver a la costanera y hacen bien porque este es el último año que estoy”, anuncia con orgullo y nostalgia a la vez. Orgullo porque se abre su propia fábrica de churros en casa y nostalgia porque la romería de autos que se detienen frente a su puestito no para nunca.

Vendedora y cocinera de sus productos, nos pasa los precios: “Pastelitos, $ 8 la unidad, $ 45 la media docena,  tortilla $20 tradicional, con chicharrón, con salame y queso, cordero con o sin chicharrón $ 25, pan de campo $ 25, bolas de fraile, berlinesas, $ 7 cada una, $ 40 la media docena, churros $ 7 cada uno, $ 40 la media y $ 70 la docena”.

 

Nota correspondiente a la edición n° 398 del semanario La Jornada, del 03 de enero de 2015.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here