Los países volverán a abrir su respectivas embajadas en Washington y La Habana el 20 de julio, según anunció la Cancillería de la isla, con lo que se formaliza un paso histórico.

Cuba's President Raul Castro (L) speaks during a meeting with US President Barack Obama on the sidelines of the Summit of the Americas at the ATLAPA Convention center on April 11, 2015 in Panama City. AFP PHOTO/MANDEL NGAN

La fecha de reapertura oficializa lo que ayer anticiparon ambos gobiernos y lo que se esperaba desde el avance de las negociaciones, a partir de la decisión de ambos gobiernos de encaminar los vínculos diplomáticos, anunciada por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro el último 17 de diciembre.

El anuncio de este mediodía es un paso bien concreto del acuerdo al que llegaron ambos gobiernos para restablecer plenamente sus relaciones diplomáticas, después de poco más de seis meses de negociaciones.

Un rato antes del histórico anuncio, el jefe de la Sección de Intereses de EEUU en La Habana, Jeffrey DeLaurentis, le había entregado a la Cancillería cubana la carta del presidente Obama dirigida a su par Castro sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas y apertura de embajadas.

DeLaurentis fue recibido por el ministro interino de Relaciones Exteriores cubano, Marcelino Medina, y se esperaba luego que Obama hablara de la cuestión en la Rosaleda de la residencia presidencial, un acto abierto a la prensa en el que también estará el vicepresidente Joseph Biden.

La página oficial de la Cancillería cubana reseñó que Medina recibió la carta de manos de DeLaurentis, texto en el que se confirma “la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas entre los dos países y abrir misiones diplomáticas permanentes en las respectivas capitales, a partir del 20 de julio de 2015”.

Obama y Castro sorprendieron al mundo el 17 de diciembre con el anuncio de un diálogo que ya implicó cuatro rondas formales de negociaciones, 53 años después de la ruptura de relaciones bilaterales, en 1961.

La apertura de embajadas cierra una fase de las renovadas relaciones, pero no normaliza del todo los vínculos, ya que para eso es necesario, según La Habana, que se levante el bloque económico impuesto a la isla en 1962 y que EEUU devuelva los terrenos que ocupa la Base Naval de Guantánamo.

Las rondas de conversaciones fueron encabezadas por la subsecretaria de Estado de EEUU para Latinoamérica, Roberta Jacobson, y la directora de la isla para EEUU y América del Norte, Josefina Vidal.

Ya la última ronda de negociación, celebrada en mayo en Washington, había terminado con el mensaje de que la reapertura de las sedes diplomáticas estaba cerca, una idea que se reforzó a fin des mes pasado, cuando Cuba quedó oficialmente fuera de la lista de países patrocinadores del terrorismo que elabora el Departamento de Estado de EEUU.

Otro paso clave en la serie de acercamientos fue la histórica reunión entre los presidentes Obama y Castro durante la Cumbre de las Américas que se llevó a cabo en abril en Panamá, y en la que Cuba participó por primera vez desde su expulsión de la OEA.

Télam

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here