Grecia - TélamAnoche vencía un nuevo término de la deuda que tiene Grecia con el Fondo Monetario Internacional. Sin embargo, el gobierno liderado por Alexis Tsipras no logró cerrar un acuerdo de ayuda financiera con sus acreedores europeos.

Tsipras debía sellar un acuerdo antes de esta medianoche, cuando vencía el denominado “plan de asistencia de los acreedores”. Al no hacerlo, Grecia se quedó sin cobrar el último tramo de la ayuda de 7.200 millones de euros. Este monto no solo le hubiera permitido a Grecia cumplir con sus obligaciones frente al FMI, sino también proveer de liquidez a sus bancos.

El viernes pasado, después de más de cinco meses de arduas negociaciones con las tres instituciones acreedoras -la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI-, Tsipras anunció que los dos compromisos por los que había sido electo en enero pasado se habían vuelto irremediablemente contradictorios: cerrar un acuerdo con los acreedores y poner fin a la austeridad y los ajustes de los últimos cinco años, según publica Infonews.

 

“La experiencia argentina prueba que hay vida después del default”

Por su parte, Joseph Stiglitz, quien fuera galardonado en el año 2001 con el Premio Nobel de Economía, intentó dar un impulso optimista a la dramática situación griega.

Criticó las condiciones que los acreedores pretenden imponerle a Grecia y las calificó de “indignantes”. Al mismo tiempo, a través del medio inglés BBC, declaró: “Me parece que hay una importante lección a partir del éxito de Argentina“, y agregó que “después del default, Argentina empezó a crecer a una tasa del 8% anual, la segunda más alta en el mundo después de China”.

“Estuve en Argentina y vi el éxito que tuvo. Allí se probó que hay vida después de una restructuración de deuda”, manifestó Stiglitz.

 

 

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here