Ximena Alejandra Ferrai - víctima de violencia de géneroEn setiembre del 2012, Ximena Ferrai debió recurrir a los medios de comunicación para dar a conocer el calvario por el cual estaba atravesando por los golpes que sufría por parte de su exmarido, porque en su  momento la justicia a pesar de las denuncias nada había hecho.

Una vez que el caso tomó trascendencia pública la justicia actuó, detuvo al hombre al cual condenaron a prisión y por estos días está detenido en un penal de San Francisco.

Cabe destacar que en la manifestación pública llevada a cabo el 3 de junio #NiUnaMenos en la plaza del avión su hija de 16 años habló a los presentes y contó las sobre las amenazas que sufre su madre.

“Mi caso empezó en el 2012, pero ya desde antes había amenazas, golpes y denuncias, fue cuando entró a mi domicilio y  me destruyó todo. Me dejó la cara destruida. Terminó detenido después de haberse escapado de un neuropsiquiátrico, lo mandaron a Bouwer y  de allí lo trasladan a San Francisco desde donde me está amenazando”, contó Ferrai.

“Hace poco me puso ´disfrutá que te queda´ poco. A él le dan la libertad ahora en septiembre y sinceramente no sé cómo tomar esto, tengo el botón antipánico pero ya tenía una orden de restricción y no me garantizó nada, termine internada y casi pierdo un ojo”, recordó.

Y subrayó: “tengo miedo, toda mi familia tiene miedo. Tengo tres hijos con él que también tienen miedo de lo que me pueda pasar, estamos con terapia psicológica, y así todo esta incertidumbre de no saber qué van a hacer cuando esté libre. Voy a tener el botón antipánico pero no me garantiza que él no llegue hasta mí”.

Cansada de que en Carlos Paz no le dieran respuesta a su problema recurrió a  la justicia de la ciudad de Córdoba. “Mi caso se derivó a Córdoba, porque acá Marchetti no tomaba acciones, mi ex violaba la orden de restricción y no pasaba nada. En Córdoba se le dio la condena pero las amenazas hacia mí las tomaban como denuncias normales, no la podían adjuntar al caso porque decían que un teléfono celular es muy impersonal. Así que fui a Córdoba desde allí llegó una ordenanza a tribunales de Villa Carlos Paz, así que me llamaron y allí adjuntaron mi denuncia a la causa”.

“Pido seguridad, no sé cómo ni de qué manera, sinceramente yo quiero seguir viva. Él no está arrepentido por lo que hizo, en su mensaje ponía ´cómo podés dormir, yo no duermo´, ´¿qué estás haciendo, estás con otro?. No creo que me deje tranquila, te podría asegurar que no me va a dejar tranquila”, señal´.

Uno de los episodios más violentos que vivió  Ximena y sus hijos fue cuando su expareja intento prender fuego la casa que habitan.  “Esa mañana llegó Gastón, y quiso prender fuego todo conmigo y mis hijos. Ese día terminó internado en el Santa María de Punilla, se escapó y nadie hizo nada, ahí fue donde yo pedí la orden de restricción.

Cuando se lo estaba llevando la policía esa noche, me dijo ´cuando salga, te busco y te mato´. Eso está denunciado.

Muchas mujeres justifican esos actos de los hombres, lo entiendo, en un momento me pasó, pero así seas la peor mujer del mundo nadie tiene por qué levantarte la mano y mucho menos matarte. El hombre que te pegó una vez, pega siempre”, concluyó.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here