Aleida Guevara March - Tertulia de la CoopiLa pediatra cubana e hija de Ernesto “Che” Guevara estuvo el viernes pasado en Villa Carlos Paz, participando de una nueva tertulia organizada por la Cooperativa Integral. El título del encuentro fue “Cuba: la salud como faro del internacionalismo”. Aleida Guevara March estuvo acompañada por Marcelino Ríos, director del Hospital Pando Ferrer, de Cuba, e Ivian Alfonso Piñar, Segunda Secretaría de la Embajada de Cuba.

De mirada penetrante y una dulce voz, Aleida brindó detalles del sistema de salud cubano, referenciado a nivel mundial. El eje principal del tratamiento que se brinda es el profundo sentido humanitario que los médicos le ponen a su tarea, sin importar nivel económico, etnia ni país de origen.

“Los médicos son profesionales con un conocimiento que nos permite atender la vida de un ser humano. ¿Qué persona tiene que ser más sensible, más humana, más tierna que un médico? ¿Quien? En ese sentido, nosotros hemos tratado de mostrarles a las jóvenes generaciones que esto es importante para poder llegar a un ser humano que viene con dolor, con molestias, con preocupación. A veces no se puede ni siquiera levantar la voz. Hay que tener mucho cuidado en estas cosas”, dijo.

En reiteradas ocasiones hizo alusión al trabajo que viene llevando al Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), que sigue las premisas del trabajo sanitario con perspectiva comunitaria e internacionalista que el Estado Cubano ha venido promoviendo. “Hace unos días fui a Misiones y estuve con un grupo de muchachos egresados de la ELAM que estaban trabajando con sus pueblos autóctonos, de origen guaraní.

Estaban en unos lugares donde ningún otro médico pisa. Estaban conviviendo con ellos, respetándolos. Lo que más me conmovió fue cómo le pedían permiso al cacique para hacer su actividad como médico. Con qué humidad, ética y decoro trabajan esos jóvenes. Me sentí muy orgullosa”, destacó.

Sostuvo que por las cosas terribles que han pasado en los pueblos, es entendible el escepticismo. En esa línea consideró que entiende que hay personas que no se comportan como seres humanos. Sin embargo abogó por que la humanidad no pierda el romanticismo y la fe en la especie humana. “Hay hombres y mujeres con una gran capacidad de amar, para entregarse. Hay que apoyar a esos hombres y mujeres. Hay que trabajar a su lado”, expresó.

Y remarcó: “sólo en la unidad los pueblos tenemos la fuerza para cambiar la realidad. Cuba no puede decirle a nadie lo que tiene que hacer; pero Cuba ha demostrado que sí se puede hacer. Un país pequeño, con muy pocos recursos naturales, le dijo no al gobierno de Estados Unidos”.

Por su parte, Ivian Alfonso Piñar sostuvo que Cuba ha ejercido el internacionalismo “no sólo en la salud, sino también en el deporte y la cultura”. Y citó a Fidel Castro: “el ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad”.

En tanto, el director del Centro Oftalmológico Pando Ferre, Marcelino Ríos, aludió brevemente a la tarea que vienen llevando adelante en la institución que dirige y afirmó que “en la mayoría de los países, la oftalmología es una especialidad para los ricos”. Recordó que los orígenes del programa “Operación Milagro” están asociados al programa de alfabetización “Yo sí puedo”.

“Empezamos a preguntarnos por qué la gente no aprendía. Y no era porque no entendía, sino porque no podían ver bien”, recordó.

Hoy tanto el programa “Operación Milagro” como el “Yo sí puedo” se extiende por distintos países del mundo. En el caso de Argentina, ambas acciones las articula la fundación “Un mundo mejor es posible”.

 

El programa Operación Milagro ya tiene su propio centro de atención en Argentina

El jueves pasado quedó oficialmente inaugurado el nuevo edificio del Centro Oftalmológico Dr. Ernesto Che Guevara, instituto donde se atiende de manera gratuita a pacientes de todo el país con ceguera curable producida por cataratas y glaucoma.

El nosocomio forma parte del programa Operación Milagro, proyecto impulsado por la Fundación Un mundo mejor es posible (UMMEP) y surgido en julio de 2004 a través de la Alianza Bolivariana de Nuestra América (ALBA), promovida por Cuba y Venezuela, con el propósito de operar gratuitamente a personas con pterigion, cataratas, glaucoma y estrabismo. Para la inauguración, llegó al país Aleida Guevara, hija de Ernesto “Che” Guevara y embajadora del proyecto.

El Centro Oftalmológico Dr. Ernesto Che Guevara es el único de la Operación Milagro que funciona en la Argentina. Durante cinco años las operaciones se hicieron en la Cooperativa de Trabajo de la Salud Junín hasta que pudo finalmente construir su propio edificio en barrio San Martín de la ciudad de Córdoba, sobre la calle Tomás Guido 757.

La presidenta de la fundación “Un mundo mejor es posible”, Claudia Camba, habló con VillaNos Radio sobre la tarea de articulación entre los Estados de Cuba y Argentina. “Cuba nos devolvió a muchos de nosotros este lazo de amor con nuestro pueblo. Este sentir que sí se puede construir otra Argentina. Sobre todo, una América Latina Unida, porque no hay posibilidad de que un pueblo en solitario pueda cambiar el orden de las cosas”, manifestó.

 

Nota correspondiente a la edición n° 369 del semanario La Jornada, del 31 de mayo de 2015.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here