Por Alejandro Gómez

Eduardo Pipo CondeEl exintendente de Villa Carlos Paz, Eduardo “Pipo” Conde, concedió una entrevista a La Jornada donde habló sobre el panorama de la ciudad de cara a la trascendental elección municipal del 28 de junio.

Prácticamente retirado de la política y sin aspiraciones de ningún tipo, el “caudillo” radical reconoció que no votará a la lista que ofrece su partido a nivel local, aunque sí lo hará en la provincia y la nación.

Fundamentó esta decisión en sus diferencias con el candidato y también exintendente, Carlos Felpeto. “No estoy de acuerdo con un señor que ha mentido permanentemente”, dijo.

Opinó, además, que los políticos no deben “eternizarse” en el poder porque después “tienen que empezar a pagar facturas con nombramientos que los paga el pueblo”.

Sostuvo que a Villa Carlos Paz le hace falta una persona “que haya trabajado, que haya tenido una empresa, un restaurante, un hotel, para que sepan los que están en el gobierno y que todos los meses tienen el cheque asegurado para vivir cómodos lo que le cuesta al ciudadano común tener su empresa y pagar los impuestos nacionales y  provinciales”.

“Hay algunos que llenan el aparato municipal de empleados que los pagamos entre todos y se transforma la municipalidad en un bolsón de trabajo que no le rinde ningún fruto nada más a cada uno de los que está ahí”, señaló.

Consideró que de todos los candidatos que se presentan para el 28, hay sólo dos que lo satisfacen: Mario Sansone (Participación y Cambio) y Esteban Avilés (Carlos Paz Unido). “Todavía no tengo decidido el voto”, reconoció.

También se metió en el conflicto que existe entre el municipio y la Cooperativa Integral.

Y aunque criticó a la dirigencia cooperativista, remarcó que “es una barbaridad que se hable de municipalizar el servicio de agua”. Afirmó, además, que las diferencias se resuelven con diálogo.

Conde fue intendente de Villa Carlos Paz por dos períodos consecutivos (91-95 y 95-99), y presidente del Comité Provincia de la UCR desde 1999 a 2002.

 

– ¿Cómo ve el escenario electoral en Villa Carlos Paz?

– Primero quiero hablar dos palabras de mi gobierno. Cuando terminé el primer periodo e iba a comenzar el segundo tomé la decisión de cambiar todo el grupo de concejales y miembros de Tribunal de Cuentas, porque me parecía conveniente no eternizar a la gente en el poder, si no después lo vas rodeando a quien es el intendente y tiene que empezar a pagar facturas con nombramientos que los paga el pueblo. Yo tomé esa determinación desde antes, lo que me costó en el 91 ir a la interna contra el gobernador Angeloz que apoyaba a un candidato y el doctor Mestre que apoyaba a otro, y gané. En el 95 ellos hacen una alianza, yo fui solo, y gané también la interna. Entonces no tenía compromisos con nadie y que creo que así debe ser la clase política. No hay que eternizarse en el poder.

 

– ¿A que le llama ‘no eternizarse´?

– Ocho años y me fui a mi casa. Por eso no estoy de acuerdo en las reelecciones de mucha gente, más allá del caso circunstancial del actual intendente, que creo que está haciendo una buena gestión, aunque puedo hacer algunas críticas, y creo que va a ganar. No así el candidato de mi partido que hizo una alianza que yo apoyo en el orden nacional y provincial pero no considero bien para Carlos Paz.

A Carlos Paz le hace falta un candidato que haya trabajado, que haya tenido una empresa, un restaurante, un hotel, para que sepan los que están en el gobierno y que todos los meses tienen el cheque asegurado para vivir cómodos lo que le cuesta al ciudadano común tener su empresa y pagar los impuestos nacionales y  provinciales. Hay algunos que llenan el aparato municipal de empleados que los pagamos entre todos y se transforma la municipalidad en un bolsón de trabajo que no le rinde ningún fruto nada más a cada uno de los que está ahí.

 

– ¿Y quién puede ser?

– Eso lo decide el pueblo. Yo no doy nombres, nada. Lo único que digo y creo es que Avilés puede volver a ser pero se termina ahí, y se tiene que terminar todo y comenzar un cambio.

 

– Hay muchos funcionarios del actual gobierno que fueron funcionarios en su gestión …

– Ellos han elegido. Una cosa es el funcionario y otra cosa son los que se pegan.

 

– ¿Qué opina de la actual gestión?

– La obra pública, más allá de algunas quejas, ha sido muy ordenada y la gente ha quedado satisfecha.

Lo que quiero decir en crítica es que nunca he visto la ciudad tan sucia como en estos momentos. Y no es el vecino, el vecino aprende a ser así cuando ve que el otro ensucia. ¿Quiénes son los principales gestores de la suciedad en Carlos Paz? Aquellos que están construyendo porque no tienen exigencias ni controles del área que corresponde.

Si nosotros queremos una ciudad turística y que guste debemos tomar otras medidas.

Además, en el área de Obras Privadas considero que la zona céntrica está bien que se construya pared con pared, pero alejándonos un poco hemos perdido la característica de ciudad serrana. Se ha transformado todo en cemento y ladrillo, han desaparecido los jardines y los árboles que había.

Pero no es culpa de los inversores, porque ellos hacen de acuerdo con lo que le permite la municipalidad.

Carlos Paz se está transformando día a día en parte del Gran Córdoba. Creo que hay que poner un límite y volver a jerarquizar el paseo o los circuitos turísticos serranos. Por ejemplo en la Cruz, donde hemos tenido este problema, en vez de andar la gente de Seguridad Urbana por la calle en auto deben poner gente allí para controlar y que ese lugar sea realmente un paseo. Además hay que crear nuevos circuitos turísticos.

Se está pidiendo la ampliación del radio urbano hasta Estancia Vieja y ahí hay dos campos que están llenos de yuyos y la gente tira basura. Allí perfectamente se podría hacer un lugar de recreación y esto tiene que hacerlo la municipalidad. En vez de nombrar a tantos empleados hay que dedicar los recursos a cosas mucho más útiles.

Espero que lo tomen como una crítica constructiva para la ciudad porque es necesario. Yo nací acá en 1941 y no queda nada más que recuerdos al ver fotos de lo que era Carlos Paz y cómo está ahora. A partir del boom de la soja se ha transformado todo en trincheras.

 

– ¿Cree que este gobierno ha tenido la particularidad de usar el municipio como un bolsón de trabajo?

– Voy a hablar de mí. Cuando asumí había 640 empleados y la mayoría de los médicos trabajaban por locación de servicio. Pusimos todos los médicos en planta permanente o contratados de acuerdo a una ordenanza que dictamos en ese momento, y cuando me fui había 560 empleados.

Uno tiene que saber que lo conoce todo Carlos Paz y que gobierna no por los favores de los puestos sino por el reconocimiento de la gente.

Uno está para servir al ciudadano común que lo ha votado y por eso digo que haría falta en Carlos Paz una persona que venga de la actividad privada, que sepa lo que es tener que pagar todos los meses impuestos, para que con ese concepto maneje el pueblo.

 

– ¿Un administrador?

– Bueno, que tenga un sentido amplio. Tiene que tener un conocimiento político para integrar el gobierno y para saber cómo llegar a la gente y como comunicarse con los medios.

 

– En la lista de Juntos por Carlos Paz está su yerno (Gustavo Soler) como candidato a concejal. ¿Qué opinión tiene sobre esto?

– Yo le dije que la persona es dueña de hacer lo que cree conveniente. Mi opinión es que no debía estar. Él dijo que se lo había pedido el partido y que aceptó porque es radical.

Yo tuve una opinión distinta, digo que voy a apoyar a la lista en el orden nacional y provincial pero no en Carlos Paz.

Yo no puedo hablar de los candidatos a concejales, pero no estoy de acuerdo con un señor que ha mentido permanentemente.

Yo puedo mostrar obras y él dijo que fue gestor, y ni gestor fue porque gestor de las obras importantes que se hicieron fue el gobierno de De la Sota, ni siquiera Dellamaggiore. Pero fueron todas obras que se hicieron en la gestión de Dellamaggiore, como el puente carretero, el camino a Cabalango, que no se terminaron ahí y las tuvo que inaugurar, pero es un caradura al decir ´yo soy gestor´. ¿Gestor de qué? De la costanera que se le hundió.

 

– ¿Cómo cree que va a ser la campaña hasta el 28?

– Creo que la gente se ha desilusionado de la clase política argentina en general. El entusiasmo del ciudadano común que había en el año 83 al que existe hoy ha cambiado por completo.

Creo que la gente no se va a prestar a los actos, no hay gente convocante y los que se prestan son aquellos que tienen interés por el trabajo o para resolver algún problemita con la municipalidad, que les aseguren algún negocio que no está en regla. Son estas cosas …

 

– ¿A nivel local tiene decidido su voto?

– El voto es algo secreto. No voy a votar a la lista de la alianza aquí en Carlos Paz porque el candidato a intendente no me da la seguridad que yo quisiera tener. Además no fui consultado por el partido. Sí me consultaban antes cuando era intendente y querían un cargo.

De acuerdo a la situación como viene hay dos candidatos que me satisfacen, (Mario) Sansone (Participación y Cambio) y (Esteban) Avilés (Carlos Paz Unido). Pero todavía no tengo decidido el voto.

 

“Bajo ningún punto de vista estoy de acuerdo con que quieran municipalizar el servicio de agua”

Conde también se refirió al conflicto que existe entre el municipio y la Cooperativa Integral y opinó sobre las versiones que hablan de una eventual municipalización del servicio en caso de que Avilés sea reelegido.

“Yo tuve ocho años de conflicto con la Coopi. Habían puesto un caño, después pusieron una carpa, sacaban las máquinas …. Creo que la cooperativa es algo propio de la ciudad y tiene 50 años de vigencia. Como nunca ha estado controlada no quieren que la controle. Ese es el conflicto que tienen. En mi gobierno, hasta que no firmaron el convenio, no cedimos ante la presión de la Coopi. Lo hicimos al convenio de común acuerdo después de discusiones de muchas horas. En ese momento el intermediario era Rodolfo Frizza.

Dellamaggiore para ganar las elecciones pasaba por la carpa y decía ´yo con ustedes no voy a tener problemas’. Ahí fue y les dio gas, y después vino Felpeto e hizo la sociedad de Carlos Paz Gas. Entonces nunca se controló, y todas las cosas deben ser controladas.

Si el intendente tiene un tribunal de Cuentas que le revisa todo y aquellos que compran pétalos de rosas son denunciados, entonces con más razón el municipio debe controlar a la Cooperativa.

Para mí la Coopi tiene que seguir existiendo porque tiene 50 años. Es una barbaridad decir ´vamos a municipalizar los servicios´. Tiene más edad que el intendente actual.

Yo critico que se transformó en un organismo para la familia Eguiguren y creo que eso está mal y perdura en el tiempo.

Si bien el gerente viene de una carrera administrativa, hace más una carrera política y entonces eso lo ha ido desgastando y enfrentándolo al pueblo porque es el que maneja la Cooperativa.

Esto más que una crítica es una advertencia para que quienes están ahí sepan qué es lo que deben hacer para ser más aceptados en Carlos Paz. Pero bajo ningún punto de vista yo estoy de acuerdo con los conflictos jurídicos ni con que quieran municipalizar el servicio.

 

– ¿Cómo entiende que se resuelve esta relación?

Tata Dios nos dio dos orejas y una boca, para que escuchemos al doble y hablemos la mitad. Y eso tiene que pasar de la oreja al cerebro y del cerebro a la boca. Entonces no hay que desbocarse sino escuchar al otro y en la mesa del diálogo respetuoso, conversar.

 

Nota correspondiente a la edición n° 369 del semanario La Jornada, del 31 de mayo de 2015.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

7 COMMENTS

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here